Los autónomos caen en la mitad de las comunidades autónomas

Montoro, ministro de Economía, y Sáez de Santamaría, vicepresidenta del Gobierno. /
Montoro, ministro de Economía, y Sáez de Santamaría, vicepresidenta del Gobierno.

La media nacional de los trabajadores por cuenta propia crece al ritmo más bajo de los últimos tres años (0,9%), menos de la mitad que en 2014

JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

Los trabajadores por cuenta propia parecen haber acusado de forma especial la incertidumbre política que España ha sufrido hasta finales de octubre por la falta de un nuevo Gobierno. Tanto es así que, números en mano, la recuperación que el sector venía registrando los dos últimos años puede frustrarse.

De momento, no obstante, la media nacional de autónomos sigue creciendo, aunque ya más bien poco. Solo un 0,9% más al cierre de noviembre en tasa interanual, con 3,19 millones registradas en la Seguridad Social dentro de este colectivo, 27.700 más que hace un año.

Pero si se miran al detalle las cifras recopiladas por una de sus principales asociaciones representativas, ATA, la preocupación parece comprensible. En una de cada dos comunidades autónomas (en concreto, 8 de las 17 oficiales) se ha reducido el número de trabajadores por cuenta propia el último año.

Son Castilla y León, con 1.682 menos respecto a noviembre de 2015, Galicia (-1.525), País Vasco (-768), Extremadura (-719)Aragón (-500), Asturias (-481), Cantabria (-190) y La Rioja (-69). Lo peor es que en seis regiones se rompe, además, la tendencia de aumentos que habían registrado los dos últimos años: Aragón, Galicia, País Vasco, Cantabria, Extremadura y La Rioja.

Las subidas, también menores

Para el resto de territorios lo bueno es que mantienen la senda de subidas; lo malo, sin embargo, que en general son claramente inferiores a los que venían registrando. Así, por ejemplo, si hace un año en Canarias y Baleares crecían a un ritmo superior al 3%, hoy apenas pasan del 2%. La excepción sería Navarra, que mejora dos décimas su tasa (1,2%).

En términos medios, además, el ritmo de crecimiento no deja de recortarse. Así, mientras en 2014 los autónomos aumentaban un 2,5%, el año pasado lo hicieron ya medio punto menos (2%) y este 2016 solo han subido un 0,9%, es decir, menos de la mitad que hace tan solo dos ejercicios.

En esta tesitura, desde ATA reclaman al Gobierno que agilice las medidas que preveía de apoyo al sector -amén de las aprobadas esta semana en el Congreso de los Diputados- como, por ejemplo, la extensión de la llamada tarifa plana de cotización (50 euros mensuales, 5,5 veces menos que el coste mínimo) para nuevas altas desde los seis meses actuales hasta un año.

Otras de las actuaciones sobre las que el PP y Ciudadanos ya llegaron a un principio de acuerdo, y al que ahora pretenden sumar a otras formaciones como el PSOE para lograr una mayoría parlamentaria suficiente, es la adaptación del pago de las cuotas a la Seguridad Social según el número de días reales trabajados y no por meses como hasta ahora. También se les quiere dejar deducirse en el IRPF los gastos en mantenimiento de su vehículo, así como de suministro de luz y agua.