Toys'R'Us declara el concurso de acreedores en España a la espera de su salvación

J. M. C. MADRID.

La cadena de jugueterías Toys'R'Us ha solicitado el concurso de acreedores para la sociedad que gestiona el negocio inmobiliario en España y Portugal, con lo que se abre un periodo legal en el que la firma deberá analizar su viabilidad y optar por alguna solución que podría pasar por la compra por parte de algún otro grupo inversor.

La firma ha seguido los pasos de su matriz estadounidense, después de que el pasado 15 de marzo presentara su propia solicitud de suspensión de pagos, según determina la ley de EE UU, ante las dificultades por las que atravesaba la corporación por la caída de ventas. En el caso de España, la compañía tiene 53 establecimientos abiertos y una plantilla de 1.600 empleados, que ahora se enfrentan a la expectativa de saber qué ocurrirá con su futuro laboral. En cualquier caso, la actividad de las tiendas se realizará con normalidad.

El director general de Toys'R'Us en España y Portugal, Jean Charretteur, afirmó ayer que están trabajando en colaboración con sus asesores «para alcanzar medidas que nos permitan preservar la continuidad de nuestra actividad en España». Además, la cadena estudia cerrar sus tiendas en los mercados de Francia, Polonia y Australia, algo que ya están haciendo en Reino Unido.

 

Fotos

Vídeos