Regiones con trenes de tercera

Mientras los focos y las mayores atenciones se las lleva el AVE, hay varias provincias -incluso por donde pasa el tren de alta velocidad- que tienen líneas e incluso maquinaria que bien podría considerarse casi de tercera división. En Aragón, por ejemplo, siguen circulando los vetustos convoyes «tamagotchis».

Son los trenes diesel de la vieja serie 596: lentos, pequeños y que requieren muchos cuidados por Renfe. Para cubrir el trayecto entre Zaragoza y el Pirineo aragonés (Canfranc) tardan tres horas y 45 minutos, y eso en recorrer 218 kilómetros. La odisea es mayor si se considera la línea completa: nueve horas para llegar a Teruel, es decir, más de una jornada de trabajo dedicada a recorrer 400 kilómetros. En coche ni siquiera llegaría a la mitad.

Pero los problemas ferroviarios abarcan a más territorios, como Andalucía, donde incluso en Granada han estado tres años sin tren. Ya en el norte, en Galicia se reclaman hace tiempo mejoras en la línea A Coruña-Ferrol, una de las más lentas del país. Y en Extremadura penan desde hace años, no ya por tener AVE, sino porque la línea Madrid-Badajoz deje de sufrir averías continúas. La última, de varias horas, el día de Año Nuevo.

 

Fotos

Vídeos