Detenido un exdirectivo de Bankia en la trama del macrofraude de iDental

Detenido un exdirectivo de Bankia en la trama del macrofraude de iDental
REUTERS

Jorge Puga, exjefe de Riesgos del banco, comparece ante el juez por autorizar millonarios créditos a un grupo de inversores de riesgo

Mateo Balín
MATEO BALÍNMadrid

El que fuera director del departamento de Riesgos de Bankia de la zona norte hasta 2016, Jorge Puga, es uno de los 13 detenidos en la operación desarrollada el martes en el marco del macrofraude de iDental que investiga la Audiencia Nacional. Se fue de la entidad bancaria tras acogerse a una baja incentivada, pero ahora aparece en el centro de la trama como la persona que autorizaba la concesión de millonarios préstamos a un fondo de inversión de riesgo llamado Weston Hill Asset Management.

El exdirectivo de Bankia pudo entregarles 35 millones de euros para sus inversiones en diversas empresas que, con la falsa promesa de reflotarlas, luego descapitalizaban de forma progresiva para su enriquecimiento personal. Para ello usaban testaferros, sociedades pantalla y cuentas puente que ocultaban el destino final del dinero.

Tras acogerse a la citada baja, Bankia llevó a cabo una investigación para aclarar el proceder del responsable del departamento de Riesgos ante las sospechas que levantaron diversos préstamos. Los asesores jurídicos del banco presentaron una querella en primavera de 2017 contra Puga en los juzgados de Madrid. Estas diligencias abiertas serán asumidas ahora por el juez que instruye el 'caso iDental', José de la Mata.

Puga, que este jueves compareció ante el juez (al cierre de esta edición aún no había decidido sobre su prisión), justificaba sus autorizaciones con un falso documento que venía a verificar la solvencia del fondo inversor. Así, decían tener un patrimonio de 10 millones en Suiza.

Engaño a inversores

Weston Hill pudo hacerse con empresas solventes o en crisis, engañando a sus inversores nacionales o extranjeros, a sabiendas de la inviabilidad económica de estas operaciones y en perjuicio de trabajadores, proveedores y clientes. La cuantía total de lo defraudado podría superar los 60 millones.

El fondo administrado por Jaime Carlos Bagur, en prisión provisional desde octubre, se hizo con el Hotel Abadía de Salamanca, la patatera Centro AGM o una embotelladora de agua en Folgoso de la Ribera (León), Agua Vitaminada, cuya actividad se paró en noviembre tras la intervención judicial.

Las pesquisas sobre esta última compañía han permitido al juez destapar un patrón del grupo inversor que vas más allá del fraude de iDental, con unos 100.000 afectados. Este franquiciado no era más que otra víctima en ciernes del fondo de riesgo hasta que se encontraron con la horma de su zapato: unos administradores que tenían una 'bomba de relojería' entre manos.

Temas

Bankia
 

Fotos

Vídeos