Procesada la excúpula de Caixanova por un agujero de 80 millones

Varios directivos de Novacaixa Galicia, ante la Audiencia Nacional, en una imagen de archivo. :: efe/
Varios directivos de Novacaixa Galicia, ante la Audiencia Nacional, en una imagen de archivo. :: efe

J. M. C. MADRID.

El juez José de la Mata, titular del Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, ha propuesto juzgar a los antiguos responsables de la caja gallega Caixanova. Se trata de un auto en el que insta al procesamiento del expresidente de la entidad, Julio Fernández Gayoso; los ex directores generales, Gregorio Gorriarán y José Luis Pego; y otras siete personas investigadas ante la posible comisión de delitos de blanqueo de capitales y delitos sociedatarios en relación a la concesión de préstamos a Promalar por la compra de una conservera.

De la Mata estima que estos directivos «diseñaron un mecanismo claramente expropiatorio de la entidad que fue mucho más allá de la adopción de actos erróneos en el ejercicio de sus facultades de administración» y que ocasionó un perjuicio de 80 millones de euros a Caixanova.

Los hechos se sitúan entre 2005 y 2010, cuando los investigados llevaron a cabo cuatro operaciones financieras para que Promalar comprase y reflotase la conservera Bernado Alfageme, que en aquel momento presentaba serias dificultades económicas y cuyos accionistas mantenían una estrecha relación con la caja. Para llevar a cabo el plan, los gestores de Caixanova habrían propuesto al administrador de Promalar, la compra de la conservera y se simularon contratos que ocultaban la verdadera naturaleza y la finalidad de las operaciones de financiación, «que era beneficiar a Lago Pérez y a los accionistas de Bernardo Alfageme, causándoles un perjuicio multimillonario a la entidad financiera». Conforme detalla el juez, los préstamos no fueron devueltos en ningún caso, «y han supuesto pérdidas multimillonarias a la vista del ínfimo valor de las garantías inmobiliarias, tratando los imputados de ocultar su responsabilidad alegando mala suerte, frustración de expectativas, o la socorrida crisis inmobiliaria».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos