Primer fallo que dice que los trabajadores de Glovo son falsos autónomos

E. M.

Por primera vez una sentencia reconoce que un repartidor de la plataforma de envíos a domicilio Glovo es un falso autónomo y tiene una relación laboral con la empresa, según un comunicado de UGT que hace referencia al fallo del Juzgado de lo Social número 33 de Madrid.

Se trata de la primera sentencia en este sentido, después de que hace solo una semana otro juzgado de Madrid fallara a favor de la compañía catalana apuntando que los repartidores sí son autónomos. En ese caso el motivo de la denuncia de sus trabajadores fue que, tras sufrir un accidente y estar unos meses de baja, Glovo le envió una comunicación notificándole que rescindía de sus servicios sin recibir indemnización.

En este nuevo caso, se trataba de una demanda de un repartidor que había sido despedido por participar en una huelga espontánea realizada en septiembre por parte de los repartidores de Glovo para reivindicar mejoras en sus condiciones de trabajo.

Tras reconocer la relación laboral, la sentencia califica el despido como nulo por haber sido consecuencia del ejercicio por parte del repartidor de sus derechos fundamentales de huelga y libertad de expresión.

Se trata de una sentencia «favorable para los trabajadores», según valoró UGT, tras los dos fallos anteriores contrarios a este criterio. El texto analiza la nueva realidad de la actividad productiva a través de las nuevas tecnologías y plataformas digitales y concluye aceptando la argumentación de UGT de que la relación de trabajo de los repartidores es laboral, aplicándose en toda su extensión a la misma las normas laborales y de Seguridad Social propias del trabajo asalariado. El sindicato ahora se centrará en el conflicto colectivo planteado en la Audiencia Nacional y en los procedimientos de oficio de la Seguridad Social contra Deliveroo y Glovo.

 

Fotos

Vídeos