Los precios caen en mayo hasta el 0,8% por la bajada de la luz y el menor alza del carburante

EDURNE MARTÍNEZ

madrid. Los precios cayeron en mayo siete décimas respecto a abril hasta situar la tasa en el 0,8% interanual, según los datos definitivos confirmados ayer por el INE. Las causas apuntan al abaratamiento del precio de la luz y a la menor subida de los carburantes comparado con el mismo periodo de 2018. El índice de precios de consumo (IPC) supone un descenso considerable después de que se situara en el 1,5% en abril debido a la subida de precios en Semana Santa. De hecho, la bajada de los precios del turismo en mayo también empuja a la baja el indicador.

Se trata del dato de inflación más bajo desde principios de 2018 y la primera vez desde entonces que se reduce por debajo del 1%, ya que en enero del pasado ejercicio marcó también el 0,8%. La caída es relevante también porque supone la mitad de subida respecto a mayo del año pasado, cuando marcó el 2,1%. El dato pone fin a la racha ascendente de tres meses volviendo a la moderación con la que terminó 2018. En 2019 comenzó en el 1%, que se fue elevando al 1,1% en febrero, el 1,3% en marzo y el 1,5% en abril debido al empuje de la Semana Santa.

Esta tasa es la trigésimo tercera positiva que encadena el IPC, lo que supone que los precios son hoy un 0,8% más altos que los de hace un año. Por parte de la inflación subyacente, que no incluye los precios de la energía ni los alimentos no elaborados, bajó dos décimas en mayo hasta el 0,7%, una décima por debajo del IPC general. Y el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA), medida común para hacer comparaciones entre países de la UE, sitúa su tasa en el 0,9%, también siete décimas menos que en abril.

Frutas más baratas

Los grupos que redujeron la tasa de IPC fueron la vivienda, que también desciende más de dos puntos, situándose en el -0,3% por la bajada de precios de la electricidad frente a la subida del año pasado. También caen los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas, que registran una tasa anual del 0,5%, tres décimas menos. Influye en esta disminución que los precios de las frutas suben menos que en mayo de 2018, a pesar de que las legumbres y hortalizas se encarecen.

A nivel mensual, el IPC avanzó un 0,2% en mayo frente al 0,9% de subida del mismo mes del año pasado. Se debe al aumento de precio de la ropa y calzado (+2,4%) por la temporada primavera-verano, del transporte por las gasolinas y de los alimentos por la carne, el pescado y el marisco.