La política sigue fracasando por incomparecencia

Si hay una persona que se ha desgañitado en favor de una mayor integración de la Eurozona, pidiendo la culminación de la Unión Bancaria, ése ha sido Mario Draghi. Hace un par de semanas alertó incluso de que las reformas son «tan urgentes» como en lo peor de la Gran Recesión. Pero sus advertencias siguen cayendo en saco roto, como se evidenció en el Eurogrupo celebrado el pasado lunes en Bruselas. Vendieron un acuerdo de mínimos de nivel técnico que en la práctica supone un fracaso dada la relevancia del momento político. El excomisario Joaquín Almunia lamenta que «en muchos países tenemos unos liderazgos con minúsculas, temerosos y egoístas. La sensación es que los líderes políticos saben lo que hacer, pero no se atreven».

 

Fotos

Vídeos