El poder económico femenino: cuatro mujeres por 21 hombres

Uno de los encuentros celebrados en del G-20 trató cuestiones de género y con presencia masiva masculina

J. M. C.OSAKA.

Los líderes mundiales reunidos este fin de semana en Osaka (Japón) para la cumbre del G-20 han dialogado, conversado y analizado la cuestión de género durante la sesión sobre 'Empoderamiento de la mujer'. Estaba llamado a ser uno de los temas más trascendentales de este evento anual económico, pero al final se caracterizó por la ausencia de más perfiles femeninos que masculinos. De los 25 participantes, apenas cuatro eran mujeres y solo dos presidentas de sus respectivos países.

Al encuentro acudieron la primera ministra británica, Theresa May, así como la canciller alemana, Angela Merkel. La dirigente germana no ha mostrado síntomas de los episodios de temblor que ha protagonizado en algunas de las últimas semanas. En la cita también estaban la reina consorte de los Países Bajos, Máxima Zorreguieta, así como Ivanka Trump, la hija del mandatario estadounidense que acude al G-20 como asesora de su padre. El resto de la comitiva estuvo formada por los líderes mundiales que se encuentran en el centro de convenciones de Osaka, desde el propio Trump hasta el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, así como el anfitrión, el primer ministro nipón, Shinzo Abe.

En el acto, Zorreguieta recordó el «potencial económico» que tienen las mujeres, mientras que Ivanka Trump ha recordado los estudios que constatan que los países que con mayor presencia de la mujer en el mercado laboral son proclives a menores conflictos.

El G-20 también se ocupó del papel de las migraciones tanto desde el punto de vista económico como desde el medioambiental. Las posiciones de los países siguen en este campo aún demasiado separadas como para conseguir un consenso.