UGT pide oficinas de empleo juvenil estatales y regular las prácticas no laborales

J. A. B.

madrid. La organización juvenil de UGT quiere aprovechar la llegada de un nuevo Gobierno para ser más visible en sus pocas semanas de vida. Por eso ayer publicó un comunicado para emplazarle a que sitúe el paro juvenil como una de las prioridades del Ministerio de Trabajo, impulsando un plan de empleo específico para este colectivo que, además de «urgente», sea «lógico y estructurado».

Denominada como Revolución Ugetista (RUGE), la cantera de la central socialista demanda que se reactive la garantía juvenil, un programa financiado por la UE desde 2014 para insertar a este colectivo en el mercado laboral y mejorar su formación. Pero de los 1,1 millones de jóvenes inscritos hasta marzo, solo un 43% ha encontrado empleo.

Desde RUGE lo tachan de «desastre» y piden que se «aprovechen mejor» las ayudas de Bruselas. Asimismo, reclaman que haya oficinas de empleo juvenil estatales, que se mejore su cualificación profesional y que se regulen las prácticas no laborales. Eso, además de revisar el contrato de formación y aprendizaje, que el Ministerio estudia derogar por «precario».

 

Fotos

Vídeos