El personal laboral del Estado recibirá una paga 'extra' de 280 euros

El Gobierno autoriza este pago único de atrasos de 2018 que beneficia a unos 40.000 trabajadores públicos

LUCÍA PALACIOS

madrid. Nueva subida para los empleados públicos, aunque en este caso solo para el personal laboral de la Administración General del Estado (AGE), un colectivo compuesto por unas 40.000 personas que no son funcionarios pero que tienen un contrato estable y se rigen por el Estatuto de los Trabajadores. En la próxima nómina de junio recibirán un pago extra y único de 280 euros, según anunció ayer en un comunicado el sindicato CSIF.

«El Ministerio de Política Territorial y Función Pública ha dado orden para el pago de los fondos adicionales correspondientes a 2018 para el personal del convenio único de la Administración General del Estado», precisó el sindicato más representativo en las administraciones públicas. No obstante, criticó el «retraso» en el abono de esta subida, que posiblemente no dé tiempo a aplicar en todos los departamentos ministeriales, ya que las nóminas de junio están ya cerradas, por lo que en muchos casos se demorará hasta julio. Esto supone que se pagará cinco meses después de haber alcanzado un acuerdo a principios de marzo que recogía una subida lineal de 280 euros anuales (20 euros al mes) con efecto desde el 1 de enero de 2018, así como una mejora de las tablas salariales.

A este retraso se une la demora en la subida del 0,25% adicional vinculado al PIB -según resaltó CSIF-, que afecta al conjunto de los 2,5 millones de empleados públicos de las diferentes administraciones, es decir, tanto funcionarios como personal laboral o interinos. Esto se debe a ese porcentaje variable que estaba vinculado al crecimiento de la economía española en 2018 en función de unos parámetros que oscilaban entre el 0,05% si el PIB avanzaba un 2,1% y el 0,25% de máximo si se impulsaba un 2,5% o más, según se recogía en el II Acuerdo para la Mejora del Empleo Público que los sindicatos pactaron con el anterior ministro, Cristóbal Montoro. Y se cumplió: el pasado 29 de marzo el INE situó en el 2,6% el crecimiento de la economía en 2018, por lo que los funcionarios recibirán a partir de julio este nuevo alza que se une al 2,25% de subida que cobran desde enero. Este nuevo alza no tendrá carácter retroactivo.

En este sentido, CSIF registró en el Ministerio de Función Pública una petición formal para abordar con el Gobierno en funciones una hoja de ruta para tratar estas cuestiones de retribuciones, así como el retraso en los procesos de estabilización de empleo.