El Parlamento Europeo no prevé variar sus planes

Sus servicios jurídicos descartan que el retraso del 'brexit' interfiera en la nueva legislatura, aunque sí en la recomposición de los puestos de la cámara

J. A. BRAVO

madrid. Los cuatro meses extra concedidos al Reino Unido para llevar a puerto el manido 'brexit' han supuesto un alivio para el Ejecutivo de Theresa May, pero introducen cierta incertidumbre en los planes futuros del Parlamento Europeo tras las elecciones del 23 al 26 de mayo que renovarán su composición. Sin embargo, fuentes de la cámara de Estrasburgo reducen el posible impacto de esas dudas tras consultar a sus servicios jurídicos y mantienen que la reestructuración seguirá adelante.

Desde hace meses se conoce que el Europarlamento perdería medio centenar de escaños (pasaría de 751 a 705) en esos comicios, contando con que ya se hubiera consumado la salida británica del club europeo. Asimismo, habría una redistribución del resto que favorecería a catorce países, incluido España que ganaría cinco representantes (pasaría de 54 a 59), los mismos que sumaría Francia -son los dos Estados que más aumentarían en representación-, frente a los tres más en Italia y Holanda.

El problema ahora es saber qué pasará si llega el mes de junio y el 'brexit' no se ha realizado. Pues según las fuentes comunitarias consultadas se mantendría la composición actual de la cámara de forma temporal, y una vez que los británicos hubieran salido se reduciría a 705 escaños. En ese momento se produciría la reasignación prevista y el medio centenar de puestos amortizados se reservaría para futuras ampliaciones de la UE: hay media docena de candidatos a seguir a Croacia (2013), y los más probables son Serbia y Montenegro.

En cualquier caso, la novena legislatura del Europarlamento arrancará sin retrasos y, según el Tratado de la UE (artículo 10.2), con la presencia de representantes británicos si aún no hay 'brexit'. Eso es lo que le advirtieron esta semana al Gobierno de May los socios de la UE, que solo podría eludir la celebración de esas elecciones si la cámara de Londres vota la salida antes del 23 de mayo, aunque luego Estrasburgo no la pudiera ratificar hasta junio.