El pago en las autovías ahorraría hasta 4.300 millones al Estado

Fomento admite que el cobro es una cuestión «a debatir» para financiar una infraestructura que cuesta 1.100 millones de euros al año

E. MARTÍNEZ

madrid. La red de autovías españolas tiene un coste anual de mantenimiento para el Estado de 1.100 millones de euros, por lo que hace tiempo que el debate sobre su financiación está sobre la mesa. En la última legislatura el Ministerio de Fomento planteó la creación de una subcomisión de estudio sobre cómo pagar la red de alta capacidad por sus necesidades de conservación, pero no llegó a constituirse.

«Es necesario un proceso de reflexión para debatir este problema, no ya para el Gobierno sino para la sociedad en su conjunto», aseguran fuentes de Fomento a este periódico, que confirman que «no hay ningún documento aún sobre la mesa» y que no se sabe cómo se estipularían las tarifas. «Es una cuestión de debate que no está ni siquiera iniciada», apuntaba ayer el ministro José Luis Ábalos en una entrevista en Telecinco. También la ministra de Hacienda aseguró que se están estudiando «diferentes fórmulas» que ya se aplican en otros países de Europa para mantener las autovías.

Seopan, organización de 25 constructoras y concesionarias entre las que se encuentran ACS, Acciona, FCC, Ferrovial, OHL y Sacyr, demanda al Gobierno desde hace tiempo tarificar la red de carreteras para alinearse con el resto de Europa y así conseguir recursos extra para que las autovías no le supongan al Estado un gasto tan elevado.

En un estudio realizado por Seopan, estiman que una tarificación de solo 0,03 euros por kilómetro para vehículos ligeros y 0,14 para los pesados supondría una recaudación de entre 3.200 y 4.300 millones de euros al año. Serían tarifas «moderadas», las más reducidas vigentes en Europa.

Pero esta medida tiene detractores. La patronal de transportistas (Fenadismer) asegura que perjudicaría «gravemente» las exportaciones españolas. En un comunicado, defienden que el sector ya paga muchos impuestos a través de los hidrocarburos, unos 21.000 millones anuales, según sus cálculos.