Un nuevo bono energético frente a las olas de calor

UGT reclama al Gobierno una ayuda económica conjunta para usuarios de electricidad y gas tras estimar casi un fracaso el actual bono térmico

R. C.

madrid. El sindicato UGT exige al Gobierno que desarrolle una nueva Estrategia Nacional contra la Pobreza Energética, dirigida a proteger fundamentalmente a las familias y personas más vulnerables ante las olas de frío y de calor. Para ello demanda la creación de un bono social energético que incluya los consumos de electricidad y gas, además de que se aplique solo un IVA reducido para el uso de esa energía.

A través de un comunicado hecho público ayer, UGT pide que se controle el precio de la energía también frente a las fuertes subidas de las temperaturas y no solo en invierno cuando se produce justo el efecto contrario. Se refería así al llamado bono término destinado a ayudar a pagar la calefacción en los hogares más vulnerables.

Según la última encuesta de Condiciones de Vida del INE, muchos hogares en España no han podido hacer frente a los gastos relacionados con su vivienda, fundamentalmente los recibos de gas y luz, de modo que no pueden mantener su casa a una temperatura adecuada.

Por eso, UGT reclamar al Ejecutivo -ahora en funciones a la espera de la investidura de Pedro Sánchez- el desarrollo de la Estrategia Nacional contra la Pobreza Energética 2019-2024, aportando para ello los recursos económicos suficientes. Se trata de aglutinar el bono térmico y el eléctrico, los dos existentes en la actualidad, para que una solo ayuda más cuantiosa cubra las olas de frío y de calor, y además alcance a otras energías aparte de la eléctrica.

Asimismo, insta a que se aplique un IVA reducido para la energía, por tratarse de un bien esencial «que ya de por sí es caro» para los consumidores e «inaccesible» para las personas y familias más vulnerables. Según el INE, el 8,8 % de las personas tuvo retrasos el último año para pagar recibos de gas o electricidad.

Por último, critica que el bono social térmico casi ha fracasado por los retrasos de varios meses en abonar las ayudas de calefacción y agua.