Naturgy pierde 3.040 millones al depreciar sus activos energéticos

J. M. CAMARERO

madrid. Las compañías eléctricas han culminado la ronda de presentación de resultados trimestrales con unas cuentas muy heterogéneas. En el caso de Naturgy -la antigua Gas Natural Fenosa-, se ha apuntado unas pérdidas de 3.040 millones de euros entre enero y septiembre, frente a los casi 800 millones que ganó en el mismo periodo del año pasado. La compañía achaca esta minusvalía a la depreciación de sus activos de generación de electricidad por un valor de 4.905 millones, una circunstancia que ya afectó a sus cuentas en el primer semestre del año. Si solo se tienen en cuenta los resultados recurrentes, habría obtenido unos beneficios de 877 millones de euros.

Este ajuste en la valoración de activos recae sobre todo en los de generación eléctrica convencional (carbón, centrales nucleares en las que participa y ciclos combinados) en España. La compañía ya indicó en verano que esta operación tendrá un «efecto positivo» en los resultados a partir de 2019.

Por su parte, Endesa ha obtenido un beneficio de 1.193 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que representa un 10% que en el mismo periodo de 2017. Lo ha hecho gracias, en buena medida, a la evolución de su mercado liberalizado, a la evolución estable del mercado regulado y a la recuperación del margen en el gas.

La estrategia de la eléctrica en el mercado liberalizado, con un margen bruto de 212 millones de euros, se debe a la gestión de precios de la electricidad ofrecidos a los clientes, a pesar de los elevados costes del mercado mayorista, que han aumentado un 10% en este periodo hasta los 55,4 euros por Mwh.

Su consejero delegado, José Bogas, ha destacado la gestión realizada en un entorno «complejo» y «cambiante» y ha anticipado que la corporación cumplirá con los objetivos presentados al mercado para este año, que contemplaban un beneficio bruto de explotación de 3.400 millones de euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos