La inflación trepa al 2,3% en junio por el carburante

El déficit público baja un 24% hasta abril y queda en el 0,57% del PIB, aunque las autonomías lo reducen con mayor fuerza que el Estado

J. A. BRAVO MADRID.

La inflación prosigue la fuerte escalada iniciada en mayo, cuando trepó al 2,1% y casi duplicó el nivel de abril, y va a cerrar junio con una tasa interanual del 2,3%, la más alta en 14 meses tras encadenar otros 22 meses de alzas. Al menos así lo anticipa el dato adelantado publicado ayer por el INE, que lo achaca al encarecimiento de los carburantes: esta semana estaba en 1,32 euros de media el litro de gasolina y 1,22 euros el gasóleo.

No se espera que el crudo baje su precio -ayer cerró en los 77 dólares el barril de clase Brent, el referente en Europa- y, además, la comparativa con el descenso de precios de los combustibles un año atrás hace pensar que en los meses de verano prosiga el aumento del índice de precios de consumo (IPC), sin descontar un alza de la tarifa eléctrica. Así lo estiman también los analistas de Funcas y otros institutos privados, si bien consideran que a finales de año podría moderarse algo la tasa y bajar del 2%.

De ser así, al menos se evitaría una nueva pérdida de poder adquisitivo para los trabajadores. Y es que el acuerdo de negociación colectiva suscrito entre patronales y sindicatos prevé un incremento salarial anual fijo del 2% hasta 2020, junto a otro 1% variable según la situación de cada empresa.

Eso sí, mientas los precios pueden terminar siendo un quebradero de cabeza para el Gobierno, la ejecución presupuestaria sigue dando un alivio. Hasta abril el déficit conjunto de las administraciones públicas (sin contar a las locales, más retrasadas en sus cuentas) se redujo un 24,4% hasta quedar en 6.881 millones de euros, lo que equivale al 0,57% del PIB.

Y esta vez las comunidades parecen apretarse con más fuerza el cinturón que el Estado, al reducir las primeras su pasivo a un ritmo del 31% -su déficit quedaba al final del cuatrimestre en el 0,20% del PIB- frente a casi el 21% el segundo -cuyo descuadre se situaba en el 0,50%-. Eso sí, solo tres autonomías terminaron ese período con superávit: País Vasco (0,56% de PIB), Asturias (0,19%) y Asturias (0,06%).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos