El Ibex-35 mantiene los 10.000 pese al correctivo

El Ibex-35 mantiene los 10.000 pese al correctivo

El selectivo español cerró la sesión con un descenso del 0,50%, para dar un último cambio en los 10.038,80 puntos

CRISTINA VALLEJOMadrid

Jornada generalizada de pérdidas para los indicadores europeos, que fueron a más a partir de la apertura de la Bolsa de Nueva York. El Ibex-35 comenzó la sesión en negativo, pero tuvo alguna tentativa de entrar en positivo. Cuando se resignó a los números rojos, se mantuvo durante buena parte de la sesión estable en el entorno de los 10.060 puntos. Eso, hasta que a las cuatro de la tarde comenzó a caer con algo más de fuerza. Al cierre daba un último cambio en los 10.038,8 puntos, lo que supone un descenso del 0,5%.

Pese a los descensos, el selectivo español mantuvo los 10.000 puntos que había reconquistado la sesión anterior tras perderlos a principios del mes de febrero.

Con todo, el selectivo español se colocó entre los índices europeos que menos perdieron. El que más bajó fue el Dax alemán, que se dejó un 0,88%, mientras que el Ftse Mib de Milán retrocedió un 0,83%. El Ftse 100 británico y el Cac 40 francés se dejaron alrededor de medio punto porcentual. El que mejor se comportó fue el PSI-20 de Lisboa, que bajó un 0,20%.

La Bolsa de Nueva York sufría fuertes descensos en el momento del cierre de las plazas del Viejo Continente. Así, los tres principales índices cedían alrededor de un 1,25%. Con ello, los indicadores se encontraban en mínimos de las cuatro últimas semanas. Además, el Dow Jones caía por debajo de la media de las últimas 200 sesiones. Los resultados empresariales no entusiasmaron y tampoco el arranque de las conversaciones comerciales entre Estados Unidos y China. Respecto a estas últimas, Kate Warne, estratega en Edward D. Jones & Co., afirma que, ante la falta de un grupo que haya preparado antes el trabajo sobre los detalles y ante la división existente en la propia administración americana, los inversores podrían darse cuenta de que no habrá grandes progresos a corto plazo, aunque se mantengan optimistas ante el futuro. A ello hay que sumar la conclusión de ayer de la reunión de la Reserva Federal norteamericana: la inflación está cerca de su objetivo, pero ello no llevó consigo un mensaje más duro respecto a la necesidad de acelerar el ritmo de las subidas de los tipos de interés.

Además, se publicó un buen puñado de datos macroeconómicos mixtos: la productividad no agrícola decepcionó, pero los índices de gestores de compras del sector servicios batió expectativas, mientras que los pedidos de fábrica aceleraron y el paro semanal subió menos de lo previsto.

La inflación europea decepciona

Quizás más repercusión tuvieron los datos macro de Europa. Muy en particular el IPC, que se colocó en su lectura estimativa para abril en el 1,2%, una décima por debajo de lo esperado, mientras que la inflación subyacente (que descuenta a los elementos más volátiles) se situó en el 0,7%, también por debajo del 0,9% estimado.

De ahí que viésemos caídas en las rentabilidades de todos los bonos, a uno y a otro lado del Atlántico. El interés del título alemán, que hace pocos días se situaba en el 0,60%, bajaba hasta el 0,52%. El de su comparable español retrocedía desde el 1,29% hasta el 1,24%.

También bajada del retorno del bono estadounidense: desde el 2,95% hasta el 2,92%.

En el mercado de divisas, el euro, que ayer perdió la cota de 1,20 unidades, intentó recuperar esa cota, pero sin éxito. Al cierre se cambiaba por 1,1963, niveles muy parecidos a los de la sesión anterior.

La caída de las rentabilidades de los bonos explica que al selectivo español le frenara el sector financiero. Así, entre los peores valores del día, Bankia y CaixaBank, que retrocedieron un 2,82% y un 2,11%, respectivamente. Bankinter y BBVA, mientras, se dejaron un 1,56% y un 1,46%, respectivamente. Santander, mientras, perdió un 1,15%.

Aunque el peor de todos los valores fue Indra, que retrocedió un 3,79%. Entre los que más cayeron, entre los que perdieron más de un 1%, Técnicas Reunidas, IAG, Acciona, ArcelorMittal y Acerinox.

En verde, Grifols fue el mejor, con una subida del 2,46%, tras presentar sus cuentas del primer trimestre. Después se situó Amadeus, que se anotó un 1,21%.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Oryzon encabezó los ascensos, con una subida de casi un 20%, gracias a una buena recomendación por parte de Roth Capital. A continuación se colocó Duro Felguera, con una subida de casi un 7%.

En rojo, el peor, Ercrós, que retrocedió un 10,5%.

Temas

Ibex 35
 

Fotos

Vídeos