El Ibex evita marcar otro mínimo anual y cierra en tablas

Uno de los paneles informativos del Ibex./Efe
Uno de los paneles informativos del Ibex. / Efe

CaixaBank es el valor que más ha ganado, con una subida del 4,43%, gracias a buenas recomendaciones. Todo el sector financiero ha cerrado al alza. Técnicas Reunidas ha sido el peor valor del índice, con un recorte del 3,20%

CRISTINA VALLEJOMadrid

Sesión de altibajos en el Ibex-35. El indicador comenzó la sesión en verde después de cinco jornadas consecutivas de pérdidas y tras caer a mínimos desde febrero de 2017. Llegó a recuperar los 9.400 puntos y a rebasar los 9.420. Pero pasadas las once de la mañana entró de nuevo en pérdidas para marcar mínimos del día por debajo de los 9.320 puntos minutos antes de las cuatro de la tarde. Desde ese momento, el índice recuperó terreno y logró cerrar en tablas, en los 9.376,3 puntos.

Al selectivo le salvó de los recortes el sector bancario, que cerró en pleno en positivo. CaixaBank fue el mejor, con una fuerte subida del 4,43%, gracias a la buena recomendación emitida por JP Morgan. Después se colocó Bankinter, que se anotó un 2,21%, mientras que Bankia y el Sabadell ganaron un 1,50% y un 1,40%, respectivamente. Santander y BBVA se apuntaron un 0,46% y un 0,26%, respectivamente. Entre los mejores, además, Repsol, que sumó un 1,29%.

En rojo, el peor fue Técnicas Reunidas, que cayó un 3,20%, seguido de Mediaset, que bajó casi un 3%, y de ArcelorMittal, que retrocedió más de un 2%. Las caídas de Viscofán rozaron el 2%, mientras que Ferrovial, Acerinox, Telefónica y ACS también cayeron más de un 1%. Inditex también se colocó entre los peores, con un descenso del 0,98%.

En el Viejo Continente, únicamente el Ftse Mib de Milán se salvó de los recortes: al cierre avanzaba más de un 1%. La Liga ha comenzado a discutir los presupuestos de 2019, los primeros que presentará el Gobierno que ha formado con el Movimiento Cinco Estrellas, y ha acordado respetar las reglas europeas sobre el déficit, tal y como había avanzado su líder, Matteo Salvini. Con ello, también baja con mucha fuerza el interés del bono italiano a diez años: desde el 3,15% hasta el 3,03%. La prima de riesgo, además, se estrecha 18 puntos básicos, hasta los 265.

Pero de esa tregua en la presión que sufre Italia sólo se pudieron beneficiar los propios activos italianos. Así, el Cac 40 francés bajó un 1,31%, el Dax alemán, un 1,10% y el PSI-20 de Lisboa, un 0,76%. En el Viejo Continente pesaban, quizás, las pérdidas con las que comenzaba la jornada la Bolsa de Nueva York tras el largo fin de semana (ayer Wall Street cerró por la festividad del Día del Trabajo). Al cierre de las Bolsas europeas, los principales índices americanos retrocedían alrededor de un 0,20%. En su contra jugaba Nike, que bajaba un 2,7%, por controversias políticas: la firma ha lanzado una campaña con Colin Kaepernick, jugador de fútbol americano y emblema antirracista, lo que puede conllevar críticas de Trump y reacciones adversas de quienes apoyan al presidente. Al propio deportista su activismo le costó su carrera deportiva.

La tensión emergente aumenta

Además, no amainaba la caída de las monedas emergentes. Al cierre de la sesión europea, el rand sudafricano se depreciaba un 2,5%, hasta mínimos de más de dos años, dado que el país ha caído en recesión por primera vez desde 2009. Mientras, el peso argentino se dejaba un 1,80% y el peso chileno y colombiano también caían más de un 1%. Asimismo, perdía posiciones de nuevo la lira turca, ante el riesgo de que el banco central decepcione en las medidas que podría adoptar en su reunión de la semana que viene. La rupia indonesia marcaba mínimos de dos décadas.

La única de las monedas emergentes que subía era el real brasileño, que avanzaba un 0,35%.

A la tensión en los emergentes contribuía la apreciación que registraba el dólar contra el euro. Pasadas las cinco de la tarde, el billete verde ganaba un 0,6%, hasta el nivel de 1,1553 unidades. Ello después de la publicación del índice de gestores de compras del sector industrial americano, que ha superado expectativas. Además, al billete verde también le favorece la beligerancia comercial de Donald Trump, que ha fijado el jueves como jornada en que se impondrán tarifas sobre importaciones chinas por valor de 200.000 millones de dólares.

Ello, además, llevaba a que el interés del bono americano a diez años subiera desde el 2,86% hasta el 2,90%.

El dólar no se reforzó únicamente frente a las monedas emergentes y respecto al euro. Ganó posiciones a todas las monedas del G-10, el yen y el franco suizo, incluidos. Ello implica que algunos de los refugios más clásicos no están funcionando. De hecho, el oro bajaba un 0,80%, hasta los 1.191 dólares la onza.

Los expertos comentan que mientras el dólar se refuerce y los tipos de interés sigan subiendo en Estados Unidos, los emergentes seguirán pasándolo mal, sobre todo los más débiles, los que tienen déficits gemelos, es decir, tanto fiscal como por cuenta corriente.

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, cedía un 0,26%, hasta los 77,95 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, en cambio, ascendía un 1,85%, hasta los 71,09 dólares.     

Temas

Ibex 35

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos