La deuda portuguesa sube de nota por primera vez en cuatro años

Moody's revisa la calificación del país un escalón al alza y reconoce sus avances pero todavía la mantiene en bono basura

La agencia de calificación financiera Moody's anunció ayer que elevó la nota de la deuda soberana de Portugal del tercer nivel 'basura' ('Ba3') al segundo, 'Ba2', la primera mejora de calificación en el país desde el estallido de la crisis de las deudas soberanas en el 2010.

Esta decisión coincide con la mejora de perspectiva ('outlook') -no de nota- de negativa a estable efectuada hoy por otra agencia, Standard & Poor's (S&P), y con la realizada hace cerca de un mes de Fitch, que la hizo subir dos escalones hasta "positiva". Portugal, que cierra el 17 de mayo un programa de asistencia financiera de tres años auspiciado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Unión Europea (UE), podrá beneficiarse de las evaluaciones positivas de las agencias de calificación.

Muchos grandes inversores internacionales, como fondos soberanos o de inversión, guían sus compras de deuda por la nota que las principales agencias de calificación otorgan. En un comunicado, la agencia atribuye la mejora de la nota por la caída en cerca de un punto porcentual del déficit presupuestario (4,9 % del PIB en el 2013), por la salida de Portugal del programa del rescate sin un crédito preventivo y por la perspectiva de que la economía del país siga la senda de la recuperación gracias a las reformas emprendidas por el Ejecutivo conservador.

Asimismo, Moody's abre la puerta a una nueva apreciación en la calificación "en el corto plazo" si la agencia infiere que las autoridades lusas son capaces de conseguir que el porcentaje de deuda pública respecto al PIB (en torno al 130 %) entre en una tendencia de descenso. No obstante, alerta que evaluará el impacto que puedan tener en las cuentas las próximas decisiones del Tribunal Constitucional de Portugal, que deberá de pronunciarse sobre la legalidad de cortes en los pensionistas y en el sector público.

En los últimos dos años, el Alto Tribunal ha anulado miles de millones de euros en ahorros del Gobierno por considerarlos ilegales, la mayoría destinados a estos dos sectores. "Alcanzar y mantener un bajo nivel de déficit durante el medio plazo será complicado sin actuar en estas áreas clave en el capítulos de gastos", en alusión a las pensiones y el sector público, concluye Moody's.