El AVE a La Meca aplaza a otoño de 2019 su operatividad plena

Varios invitados saudíes durante uno de los viajes de prueba del AVE a La Meca. :: r. c./
Varios invitados saudíes durante uno de los viajes de prueba del AVE a La Meca. :: r. c.

Supone un retraso de tres años sobre el plazo previsto, aunque en septiembre próximo ya empezará a viajar con menos prestaciones

J. A. BRAVO

madrid. Habrá que esperar finalmente hasta septiembre de 2019 para ver al flamante AVE a La Meca plenamente operativo. Eso supondrá un retraso de tres años respecto al plazo previsto en 2011, cuando un consorcio hispanoárabe se hizo con este macrocontrato de 6.736 millones de euros, el concurso más caro conseguido en otro país por constructoras españolas.

Esa demora se venía advirtiendo desde hace ya tiempo, aunque sin concretar fechas. La unión temporal de empresas liderada por Renfe y ADIF responsabilizan de ello a otro consorcio chino-árabe, encargado de construir la plataforma donde luego se instalarían las vías y otros dispositivos. Además, las condiciones climatológicas y del terreno también han entorpecido la labor.

El acuerdo suscrito ayer con la autoridad ferroviaria de Arabia Saudí (SRO) supone el segundo retraso pactado en la puesta en marcha del llamado 'AVE del desierto'. El primero, firmado en 2016, permitió aplazarla hasta marzo de este año. Además de conceder más tiempo, el cliente abonará 210 millones para asegurar la nueva fecha, junto a la devolución progresiva de los avales de ejecución conforme se vayan cubriendo nuevas etapas.

No obstante, la preoperación comercial comenzará en septiembre próximo, con un servicio comercial limitado. Solo funcionará cuatro días a la semana, con una velocidad menor -200 kilómetros por hora frente a los 300 previstos como máximo- y un sistema de frenado digital en vez del específico para el AVE.

 

Fotos

Vídeos