Marta Álvárez será la nueva presidenta de El Corte Inglés

Un año después de la destitución de su primo Dimas Gimeno la hija de Isidoro Álvarez sustituirá a Nuño de la Rosa, que sería consejero delegado

A. ESTRADA

madrid. El próximo mes de julio, el Consejo de Administración de El Corte Inglés votará el relevo en la presidencia de la compañía. Marta Álvarez, una de las hijas de Isidoro Álvarez, se convertirá seguramente en la nueva presidenta en sustitución de Jesús Nuño de la Rosa, que se quedará como consejero delegado del grupo. Se materializará así en el gobierno de la empresa el triunfo de las hermanas Álvarez (Marta y Cristina) en la batalla que mantuvieron con su primo (Dimas Gimeno) cuando este dirigía la empresa tras el fallecimiento de su tío Isidoro Álvarez en 2014.

Fuentes de la empresa aseguran que la mayoría del Consejo de Administración considera que lo más idóneo es volver al esquema de gobierno de un presidente representante de la propiedad y un consejero delegado. La decisión del Consejo tendrá que ser refrendada en agosto por la Junta de Accionistas, donde las hermanas Álvarez controlan casi el 60% del capital, sumando las acciones que poseen a la participación a través de la sociedad IASA -que controlan- y la Fundación Ramón Areces -cuya vicepresidenta es Cristina Álvarez-.

Jesús Nuño de la Rosa, que fue nombrado presidente del grupo en 2018 tras la destitución de Dimas Gimeno, pasaría a presidir las principales filiales de El Corte Inglés (Seguros, Viajes, Informática y Financiera). En el nuevo esquema que se presentará al Consejo figuran dos consejeros delegados: Nuño de la Rosa y Víctor del Pozo (actual consejero delegado), que se ocupará de área de 'retail'. Marta Álvarez es consejera y lleva más de veinte años vinculada al grupo, especialmente al área de moda. Con ella, volverá la familia a presidir los grandes almacenes, como ha ocurrido desde su fundación, salvo el paréntesis del último año.

Esta semana, El Corte Inglés presentará los resultados del último ejercicio, un año en el que ha firmado un acuerdo de colaboración con el grupo chino Alibaba, líder en comercio electrónico y ha puesto a la venta 95 inmuebles para reducir la deuda.