Los inversores le exigen más intereses al Tesoro por comprar deuda pública

R. C.

madrid. La primera subasta del Tesoro tras la parálisis habitual de agosto no ha sentado bien a las arcas públicas después de que los inversores internacionales hayan pedido más dinero al Estado por comprar sus títulos de deuda. Estas mayores exigencias reaparecen en medio de las negociaciones para los Presupuestos del próximo ejercicio y sin la senda de déficit aprobada por el Congreso.

En la subasta que tuvo lugar ayer, el Tesoro captó 4.920 millones de euros en bonos y obligaciones, dentro del rango medio previsto, pero lo ha hecho ofreciendo rentabilidades más altas en las todos los activos. En cualquier caso, los mercados siguen confiando en los títulos españoles, ya que la demanda conjunta de todos los bonos ha superado los 8.500 millones, aunque ha sido inferior a la registrada en otras ocasiones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos