Inditex mejora un 10% su beneficio tras elevar sus ventas hasta los 6.000 millones

La facturación en su primer trimestre fiscal se ha visto afectada por la meteorología, aunque el grupo estima que ya ha mejorado ante el verano

J. M. C.

madrid. El grupo Inditex -dueño de cadenas como Zara o Bershka- ganó en su primer trimestre fiscal (el que va de febrero a abril) 734 millones de euros, lo que supone un incremento del 9,8% con respecto al mismo periodo del año anterior. El impulso de sus ventas ha posibilitado este resultado después de que la facturación haya crecido un 4,8% en el trimestre hasta alcanzar los 5.927 millones. Supone un nuevo récord para ese periodo en la historia de la compañía fundada por Amancio Ortega, donde ya han anticipado que en el segundo trimestre (entre el 1 de mayo y el 7 de junio) mejoran a un ritmo del 9,5%.

Para el presidente de Inditex, Pablo Isla, estas cifras récord muestran la solidez del modelo de negocio de la compañía, «que sigue creciendo en rentabilidad y en generación de flujo de caja tras apostar decididamente por una oferta de moda de calidad a favor del cliente» y tras hacer de la transformación digital y la sostenibilidad sus dos grandes ejes estratégicos.

Inditex ha explicado que la venta del primer trimestre se han visto afectadas por condiciones meteorológicas adversas, aunque con la vuelta de condiciones de mercado normales ha retornado a los niveles previos. Además, prevé que para el ejercicio de 2019 crezcan entre el 4 y el 6% en términos comparables.

Si se excluye el impacto de la aplicación de la nueva normativa contable (NIIF 16) el crecimiento del resultado de explotación (Ebitda) sería del 9% y el del beneficio neto del 7 %, según la compañía.

Hasta abril, el número de tiendas se ha reducido en un local, hasta los 7.447 con los que cuenta actualmente. Es la primera vez en su historia que se reduce su red en un primer trimestre. La compañía aclara esta circunstancia indicando que han apostado por aumentar la superficie comercial de las nuevas tiendas que ha abierto desde hace cinco años, lo que implica el cierre de tiendas más pequeñas cuyas ventas y empleos son absorbidos por esos nuestros establecimientos.

Por otro lado, el grupo celebrará su junta general de accionistas el 16 de julio, donde se propondrá un dividendo total de 0,88 euros por título correspondiente al ejercicio de 2018, con una subida del 17%. De esa cuantía, 0,44 euros han sido pagados el 2 de mayo y el resto, el 4 de noviembre. La junta someterá a votación la designación de Carlos Crespo como consejero delegado.