Iberdrola vende su participación en la energética británica Scottish Power por 800 millones

R. C. MADRID.

Iberdrola ha alcanzado un acuerdo con la británica Drax Group para la venta de la totalidad de su participación en Scottish Power Generation por un importe de 702 millones de libras (unos 801 millones de euros), informó ayer la compañía.

En concreto, la energética presidida por Ignacio Sánchez Galán se desprende de una capacidad total instalada de generación de energía eléctrica convencional de 2.566 megavatios (MW) en el Reino Unido. La operación se enmarca dentro del plan de rotación de activos por valor de 3.000 millones de euros anunciado por el grupo energético dentro de su plan estratégico 2018-2022.

Iberdrola indicó que estima que la venta tendrá «un impacto positivo» en sus resultados consolidados correspondientes a este ejercicio, que «se cuantificará y comunicará al cierre de la operación». La ejecución de la operación está sujeta a la aprobación por la junta general de accionistas de Drax Group, en relación con la cual el consejo de administración de la compañía emitirá una circular (Class 1 circular) a sus accionistas recomendando la misma, y al visto bueno de las autoridades de competencia del Reino Unido.

En septiembre Drax Group ya confirmó que negociaba con la española la compra de estos activos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos