La hostelería tiene los peores salarios, y en energía los mejores

Dejando a un lado la edad y el género, está claro que lo que marca la diferencia entre los salarios es la actividad que el trabajador realiza. Y, tristemente, el sector que está tirando del empleo es el que peores remuneraciones tiene. Así, los empleados de la hostelería cobran 9.106 euros menos al año que la media general, al ganar 14.540 euros brutos. Por el contrario, este salario se multiplica por tres para los trabajadores de la banca, que ingresan casi 43.800 euros al año, cantidad que supera los 52.000 euros en las actividades energéticas.