Gimeno retira la demanda contra su destitución en El Corte Inglés

El expresidente había demandado al grupo por su cese fulminante, aunque después llegó a un acuerdo millonario sobre su indemnización

R. C.

madrid. La situación interna por la que atraviesa El Corte Inglés vuelve poco a poco a la calma después de que quien fuera presidente de la corporación entre 2014 y el pasado mes de junio, Dimas Gimeno, haya retirado la demanda que presentó a mediados de año para impugnar la reunión del consejo de administración que acordó ese cese como presidente, según fuentes jurídicas.

La anulación de esa demanda, que ya había sido admitida a trámite por el juzgado mercantil número 12 de Madrid, forma parte del acuerdo al que Dimas Gimeno había llegado con El Corte Inglés de cara a su salida del consejo ejecutivo de la firma justo antes de que tuviera lugar la junta de accionistas anual del grupo, a finales de agosto.

El 25 de agosto Gimeno llegó a un acuerdo con El Corte Inglés para dimitir como consejero del grupo a pocas horas de que se reuniera la junta, en la que previsiblemente se iba a votar su destitución. Con ese pacto, se aseguró un millonario finiquito por los años en los que ha trabajado en la compañía.

En paralelo a la demanda, presentó una querella criminal contra el exdirector de los servicios de seguridad de El Corte Inglés por un delito societario y otro de corrupción entre particulares por presuntamente adjudicar contratos «inflados» a empresas de su entorno familiar. En este caso, y al tratarse de delitos «semipúblicos», aunque la retirara el fiscal podría decidir continuar con las actuaciones, aunque no suele ser lo habitual en este tipo de casos.

Siguen vigentes las demandas de Gimeno y parte de su familia en torno a IASA, la sociedad que tiene más de un 22% de El Corte Inglés, donde comparten accionariado con las hermanas Álvarez Guil, hijas adoptivas del antiguo presidente Isidoro Álvarez y miembros de su consejo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos