El Fondo Monetario Internacional pide un «impulso» a las reformas del mercado laboral

EDURNE MARTÍNEZ

madrid. La semana pasada el Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció una rebaja de una décima en su pronóstico de crecimiento para España en 2018 hasta el 2,7%. Ahora, en el informe sobre perspectivas económicas mundiales, empeora sus previsiones de deuda, déficit y desempleo para los próximos años.

El organismo contempla una peor trayectoria del déficit, que prevé que acabe en el 2,7% del PIB, dos décimas por encima de lo que se proyectó en abril. En 2019 será del 2,3%, tres décimas más. Debido a esta desaceleración, el mercado laboral también se debilitará, según sus previsiones. «En España hace falta un nuevo ímpetu para impulsar una agenda de reformas estructurales para mayor efectividad de las políticas activas del mercado de trabajo», afirman. Así, piden un «nuevo impulso» a las reformas del Gobierno.

A pesar de estas malas proyecciones, España se mantiene como uno de los países de la UE que más crece. A su 2,7% de crecimiento para este año, le siguen a gran distancia Alemania (1,9%), Francia (1,6%) e Italia (1,2%).

También los expertos del Banco Central Europeo (BCE) aseguran tras su última visita de supervisión a España que los niveles elevados de deuda y de desempleo justifican «medidas que aseguren una senda de crecimiento más sostenido».

Montero no subirá el IVA

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, afirmó ayer durante su comparecencia en la sesión de control al Gobierno en el Senado que el Ejecutivo no subirá el IVA aunque lo pida el FMI porque no está vinculado al nivel de renta. Además, insistió en que subirán los impuestos a las grandes empresas, a los grandes patrimonios y por la compraventa de acciones, y que los Presupuestos de 2019 conllevarán una reforma fiscal progresiva para las rentas altas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos