Las rentas más altas suben un 10%, según Hacienda

Varios contribuyentes son atendidos en una de las oficinas de la Agencia Tributaria. /R. Gutiérrez
Varios contribuyentes son atendidos en una de las oficinas de la Agencia Tributaria. / R. Gutiérrez

Por el contrario, bajan un 3% los mileuristas mientras que uno de cada cuatro españoles dice ganar entre 12.000 y 21.000 euros anuales

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

Las estadísticas de la Agencia Tributaria no son precisamente las más actualizadas, aunque sí de las más completas. Y la de los declarantes del impuesto de la renta (IRPF), de la que ayer se publicaron los datos correspondientes a 2017, releva que en el tercer año consecutivo en que la economía española crecía al menos un 3% los contribuyentes con rentas más altas aumentaron.

Y no fue un incremento pequeño. Casi un millar de personas más –lo que supone una subida del 10,2%– declararon a Hacienda que, por retribuciones dinerarias (ya sea por trabajo u otro tipo de rentas) en ese ejercicio, ingresaron más de 601.000 euros. En total, fueron 9.344 contribuyentes que, sin embargo, solo representan el 0,05% del total.

Si añadimos a los que afirmaron en su declaración de la renta que ganaron más de 130.000 euros anuales, según los cálculos del sindicato de técnicos fiscales Gestha, serían 121.000 personas (el 0,6% de los contribuyentes) las que se verían perjudicadas por la subida del IRPF pactada en enero por el Gobierno y Unidas Podemos, pues cada una pagaría de media 4.300 euros más al año. En total, el Ministerio de Hacienda espera recaudar por ello 328 millones de euros –Gestha eleva ese cálculo a 524 millones– desde 2020 según ha prometido a la Comisión Europea.

En el extremo contrario se sitúan los llamados mileuristas, esto es, quienes ingresan 12.000 euros o menos al año. Según la Agencia Tributaria fueron 7,4 millones en 2017, un 3,2% menos, aunque en volumen representaban casi el 12% del total.

Resultan, en cualquier caso, dos colectivos menores conforme a la renta declarada en el IRPF. La más numerosa, como se preveía, es la clase media, aquellos que ingresaron entre 12.000 y 21.000 euros anuales, que ascendieron a 4,97 millones (un 2,5% más), prácticamente uno de cada cuatro. El segundo tramo más numeroso es el de quienes declararon ganar de 30.000 a 60.000 euros: 3,5 millones de personas (el 17,4%).