El exjefe de Nissan, acusado de más delitos

R. C.

La Fiscalía de Tokio acusó ayer al expresidente de Nissan, el brasileño Carlos Ghosn, de no declarar entre 2015 y 2018 parte de sus ingresos pactados con la compañía automovilística, así como de violar su confianza al utilizar fondos para operaciones personales como, por ejemplo, encubrir pérdidas propias durante la crisis o pagar a un empresario saudí. Esta nueva imputación de delitos, que se une a las que ya existían sobre irregularidades en la percepción de ayudas públicas en Japón, podrían alargar el período de arresto provisional del ejecutivo, quien está en la cárcel desde el 19 de noviembre.

 

Fotos

Vídeos