Ericsson dice que si le cobran la tasa Google se llevará su centro de Málaga a Portugal

Ericsson dice que si le cobran la tasa Google se llevará su centro de Málaga a Portugal

En la sede situada en la capital la empresa cuenta con 180 empleados

EFE

El presidente y consejero delegado de Ericsson España, José Antonio López, ha advertido hoy de que si hacen pagar a su compañía el nuevo impuesto a las empresas tecnológicas que estudia el Gobierno, lo que se conoce como «tasa Google», se lleva sus centros de I+D a Portugal, entre ellos el que tiene la compañía en Málaga con 180 empleados.

«A mí mañana me cobran un 3 % por los ingresos... Date cuenta que yo los centros que tengo de I+D, consolido ingresos aquí, los cierro mañana. Los cierro mañana. Me los llevo a Portugal todos, pero todos. No dudo ni un día en tomar la decisión«, ha dicho en una entrevista con Efe López, responsable de Ericsson en Iberia y Marruecos.

El directivo eleva así el tono de las críticas emitidas por la patronal tecnológica DigitalES, que ha clausurado hoy en Madrid su primera cumbre, sobre el anuncio de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, de recuperar el proyecto de su antecesor, Cristóbal Montoro, de aplicar un gravamen a las empresas tecnológicas.

Ericsson da empleo a unos 2.500 trabajadores en España, de los que 700 trabajan en los dos centros de I+D que la compañía tiene en España, uno en Madrid (con 520 empleados) y otro en Málaga (con 180).

El directivo ha reclamado al Gobierno «claridad» sobre sus planes y ha dado a entender que un impuesto generalizado al sector tecnológico podría, incluso, llevar a algunas empresas a salir del país.

«Si lo que el Gobierno decide es 'Quiero cobrarlo a todos', cuanto antes lo sepamos, mejor. Luego ya veré si aquí uno cierra sus sedes o no las cierra», ha dicho.

Ha instado al Ejecutivo a «recuperar» el origen de la tasa, que era gravar a una serie de empresas que no pagan impuestos como el resto porque no tienen una presencia de sus entidades legales aquí y declaran sus ingresos en otros sitios.

«Si va a aplicar eso, todo el apoyo del mundo de DigitalES y nuestro. Si no va a aplicar eso, vamos a esperar a lo que se decida en Europa, pero no me clave con más tasas, porque si me clava con más tasas, la inversión se frena en seco», ha asegurado.

«Se carga lo que queda de despliegue de fibra, lo que queda de despliegue de 4G y al 5g ya ni se le vera, ni se le espera. ¿Que ése es el país que usted quiere? Pues fenomenal, pero entonces seamos claros, porque lo que busca es sólo recaudación, no busca corregir una injusticia fiscal», ha añadido.

Ha insistido en que «no puede ser» que vengan unas empresas OTT (que prestan servicios sobre internet) y «no paguen impuestos», cuando empresas como la suya, para competir con ellas, sí tienen que hacerlo.

Esa situación, ha recalcado, fue entendida y aceptada por los políticos y se planteó la «tasa Google», una tasa del 3 % sobre los ingresos de los gigantes digitales, pero «como Europa es como es» y los tiempos de decisión son «antidigitales», este proyecto se paró, ha explicado.

«Y de repente viene el señor Montoro: 'Bueno, como tengo un agujero en las pensiones, yo lo voy a ir aplicando, y como el agujero en las pensiones es muy grande, pues se lo aplico a cualquier empresa que tenga servicios digitales, pague impuestos ya o no los pague», ha criticado.

Ha denunciado que ese plan supone poner a empresas como la suya «una tasa por encima» de los impuestos que ya paga, en lugar de ayudarla frente a las compañías que no han estado pagándolos, lo que ha tachado de «discriminatorio» con compañías que llevan aquí 94 años pagando impuestos y creando empleo y pagando seguridad social.

«Y ahora con el nuevo Gobierno, lejos de corregir eso, pues lo que dicen es: 'No, como lo había decidido el anterior, pues yo lo aplico también'. Esto no es de recibo», ha añadido.

Temas

Málaga

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos