Atlantia gana tiempo antes de mejorar su OPA por Abertis frente a la oferta de ACS

J. A. B.

madrid. El grupo Atlantia no parece tener prisa en la guerra de ofertas abierta con ACS para hacerse con la concesionaria Abertis. Al menos no salvo que las autoridades españolas decidan agilizar los trámites administrativos al respecto y no parece que sea ese el escenario actual.

La CNMV aún tiene pendiente pronunciarse sobre el folleto de la OPA de la compañía presidida por Florentino Pérez -en octubre ya autorizó el de la multinacional italiana- y el Ministerio de Energía todavía está en el trámite informativo con ambas empresas antes de decidir si considera que estarían preparadas para hacerse con el operador de satélites Hispasat, en la actual filial de Abertis y por la que está «seriamente interesada» Red Eléctrica.

En esta tesitura, y aunque había sido convocada para mejorar su oferta, la junta extraordinaria de Atlantia decidió ayer esperar a lo que resuelva sobre ACS el regulador del mercado español, aunque salvo sorpresa éste vaya a dar luz verde a su tramitación. También acordó alargar siete meses, hasta finales de noviembre, el plazo para suscribir su ampliación de capital por importe de 3.794 millones con la que financiaría una cuarta parte de la operación de adquisición.

Por su parte, Hochtief, la filial de ACS que puja por Abertis y dirige Marcelino Fernández Verdes, mejoró un 31% su beneficio en 2017 hasta 416 millones de euros, mejorando sus ingresos un 14%.

 

Fotos

Vídeos