El modelo de diseño de Bioparc Fuengirola se traslada a Marruecos

Los responsables de la empresa Rain Forest en los terrenos de Casablanca donde crearán el parque./
Los responsables de la empresa Rain Forest en los terrenos de Casablanca donde crearán el parque.

La empresa que gestiona el parque de la Costa del Sol avanza en su expansión con la rehabilitación de un zoológico en Casablanca

MARI CARMEN JAIME

El diseño y distribución de parque de ocio animal que Rain Forest creó para Bioparc Fuengirola supuso un revulsivo que acreditan cada año los visitantes y que ha servido de modelo para posteriores instalaciones por todo el país. Ahora, la entidad ha dado el salto al continente africano, donde ya trabaja en la implantación de este método de zooinmersión en un proyecto en Casablanca.

Las instalaciones de la localidad costasoleña fueron pioneras en Europa en la distribución de las especies animales de un recinto de ocio natural a través de la recreación de hábitats que simulan el entorno natural de cada ejemplar. Ha pasado más de una década desde su apertura y la empresa española que lo gestiona, Rain Forest, ha trasladado este modelo a otros puntos de la geografía nacional. El último encargo se ubica en la capital financiera de Marruecos y ya está en marcha.

En concreto, se trata de la remodelación del zoológico ya existente en Casablanca. En total, las instalaciones suman una extensión de 100.000 metros cuadrados y, tras la reforma, recreará tres áreas de naturaleza basadas en los continentes asiático, Centroamérica y, por supuesto, África.

Así, quienes paseen por Asia se toparán con una pradera monzónica donde convivirán especies de ungulados poco conocidos, diversas aves y primates. Tampoco faltarán detalles de la jungla asiática: donde está previsto recrear templos de legendarias culturas colonizados por una frondosa vegetación, entre los que se ocultarán el tigre y la pitón reticulada. El elefante dominará un gran lago y una amplia pradera y el oso negro asiático también tendrá una presencia destacada.

El segundo entorno que expertos botánicos, diseñadores y constructores asociados a la entidad española han previsto es el de centro y Sudamérica. El bosque neotropical, es el escenario protagonista de un entorno donde residirán la ardilla, numerosas especies de titís o iguanas verdes. También se crearán elementos que permitan una visión subacuática de pirañas, peces gato de cola roja o rayas de agua dulce. Y, se podrá observar al felino más poderoso del continente americano: el jaguar.

La sabana se encargará de dar la bienvenida al entorno dedicado a África. El león del Atlas será la especie emblemática y conducirá a la visión de ejemplares de hienas, jirafas, antílopes y aves. Otra área representada serán los grandes humedales donde contemplar la fauna fluvial acuática y el mayor predador de este ecosistema, el cocodrilo del Nilo.

La apuesta por la calidad de la obra que desde hace semanas ejecuta en Marruecos va más allá de la modernización en el diseño. Como ocurre en cada una de las instalaciones que proyecta, Rain Forest ejecuta las obras «al servicio de la concienciación, conservación y cría en cautividad de una colección animal que está en constante amenaza», explican desde la entidad.

 

Fotos

Vídeos