Tecnología al servicio de la agricultura

Antonio Manuel Adrián, en la sede de la empresa que fundó a principios de 2018./SUR
Antonio Manuel Adrián, en la sede de la empresa que fundó a principios de 2018. / SUR

La joven empresa malagueña Agrama Solutions está especializada en el seguimiento y control de explotaciones agrícolas

FERNANDO MORGADO

málaga. A pesar de que el sector agrícola se encuentra en permanente innovación en lo que respecta a las maquinarias y herramientas, el joven Antonio Manuel Adrián era consciente de que la prometida revolución de la agricultura estaba aún lejos de empezar. «Tras mi paso por la carrera y mi bagaje laboral, detecté una serie de mejoras en el sector agrícola que no se estaban aprovechando. Todas estas mejoras venían de la mano de las tecnologías de la información», explica este emprendedor burgalés graduado en Ingeniería Agroalimentaria y del Medio Rural por la Universidad de Burgos y máster en Dirección y Administración de Empresas por la Universidad de Málaga.

Tras haber trabajado como ingeniero comercial agrícola en Burgos y en Vélez-Málaga, y después de realizar un curso sobre el uso de la teledetección en agricultura, Antonio Manuel quiso dedicarse a su proyecto, Agrama Solutions. «Nació en octubre de 2017 y tuvo como base el uso de la teledetección en el sector agrícola, hasta que en febrero de 2018 nos dimos de alta como empresa de seguimiento y control agrícola», comenta el fundador de la compañía. La información que Agrama ofrece a sus clientes les permite tomar decisiones más acordes a las necesidades del cultivo, ayudando a optimizar los recursos disponibles y aumentar la eficiencia de sus explotaciones.

Servicio personalizado

Una de las prioridades de Agrama Solutions es la personalización de sus servicios según la localización, el tipo de cultivo y el ciclo en el que se encuentre. «Para ello contamos con dos modalidades: el servicio de seguimiento y control, en el que el flujo de información está adaptado al ciclo agrícola de cada cultivo y permite al cliente conocer el estado actual de su explotación, y el servicio I+D+I, que consiste en el desarrollo de estudios de investigación personalizados y puntuales», apunta.

El trabajo de Antonio Manuel al frente de la empresa la ha llevado a ser una de las candidatas al Premio Júnior para Empresas del Instituto Municipal para la Formación y el Empleo (IMFE). «Era el momento de demostrar que los cambios a mejor son posibles y que he invertido mi tiempo en crear algo para ayudar. Con la participación también quiero reconocer la importancia que tiene y va a tener el sector agrícola en la provincia de Málaga», añade.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos