La renovación de Tívoli y el parque de Intu,dos proyectos al ralentí

Recreación del proyecto previsto por Tremón en el parque de atracciones Tívoli./
Recreación del proyecto previsto por Tremón en el parque de atracciones Tívoli.

La iniciativa del grupo Tremón está encallada por un litigio judicial y la del grupo británico por la incertidumbre derivada del 'Brexit'

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

La oferta de parques de ocio en la provincia se mantiene estable desde hace varios años. Los recintos existentes atraen a miles de personas, aunque el presidente de la Asociación Provincial (Apeco), José María Yagüe, considera que «hay espacio y demanda para sumar nuevos recintos». En este sentido, hay dos proyectos sobre la mesa, que conllevan cuantiosas inversiones, que no terminan de ver la luz.

El que viene de más atrás y está a su vez más estancado es la renovación del parque de atracciones Tívoli World, que fue precisamente el pionero en este segmento en la Costa del Sol, pues abrió sus puertas en 1972. El grupo inmobiliario Tremón proyecta desde hace más de una década modernizar el mítico espacio de Benalmádena, con una inversión de 300 millones de euros, que incluiría ampliar su entorno como zona comercial y de ocio.

La empresa madrileña, que adquirió el parque en 2007 en una compleja operación al empresario cordobés Rafael Gómez 'Sandokán', pretende crear un complejo de más de 152.000 metros cuadrados que incluiría dos zonas comerciales situadas al este del parque de atracciones, un espacio verde y un aparcamiento subterráneo con 2.000 plazas.

El proyecto, que supondría la transformación de Arroyo de la Miel, está encallado por un litigio judicial entre 'Sandokán' y Tremón, ya que el primero considera que no se han satisfecho todos los términos del acuerdo de compraventa. La iniciativa planteada por la inmobiliaria contempla más de 57.000 metros cuadrados de uso comercial, un hipermercado, varias salas de cine, tres edificios de oficinas, un auditorio y un hotel.

La inmobiliariamadrileña proyecta invertir 300 millones en renovar todo el entorno del parque de atracciones, inaugurado en 1972

La superficie de Tívoli no variaría, pero el parque sería sometido a un profundo proceso de remodelación basado en la instalación de 43 atracciones, entre las que destacan un espacio para demostraciones de trucos extremos y una estación con nieve artificial, que ocuparía la zona sur casi por completo. El complejo, presentado como un gran centro temático, comercial y de ocio, mantendría el nombre de Tívoli.

Por su parte, en Torremolinos ha empezado a levantarse, tras años de trámites, el mayor complejo comercial y de ocio del Mediterráneo. Sin embargo, el grupo británico que lo promueve anunció esta semana que están buscando socios para su proyecto. La sociedad atraviesa cambios motivados por su deuda y la bajada de las cotizaciones en bolsa en un contexto internacional complejo marcado por la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

Tras una fusión fallida con Hammerson, Intu ha puesto en venta su parte, el 50 por ciento, de los centros comerciales que posee en Zaragoza (Puerto Venecia) y Asturias (Intu Asturias). Pese a este escenario, la inmobiliaria británica descarta por el momento vender su proyecto en la Costa del Sol, cuya primera fase ya ha sido adjudicada a las constructoras Sando y Dragados por un montante de 160 millones de euros. Intu dispone de liquidez para hacer frente a estos trabajos iniciales, según apuntan fuentes de la empresa, y buscará financiación para el resto del proyecto a través de 'partners', como en otras operaciones.

Más