Proyectos de otra dimensión para los XVI Premios Junior

Foto de familia de premiados y organizadores /Salvador Salas
Foto de familia de premiados y organizadores / Salvador Salas

La empresa AlgaYield gana el galardón convocado por el IMFE y por Diario SUR

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

Aportar valor añadido al desarrollo de una ciudad con un enorme talento está en su ADN. La empresa AlgaYield, de Moclinejo, ha sido la ganadora del XVI Premio Junior que se ha entregado este martes por la noche en Málaga. A pesar de su juventud y de haber iniciado su actividad hace apenas un año, su originalidad, posibilidad de creación de empleo y aportación al desarrollo de la ciudad le han valido para ser reconocido como empresa del año en un certamen organizado por el IMFE y por Diario SUR, con la colaboración de la UMA, ESESA y la CEM.

La ganadora se dedica al cultivo de la espirulina, una microalga que se utiliza en muchos campos y que pretende contribuir al cambio climático y abanderar la economía verde. En la actualidad, AlgaYield cultiva espirulina para alimentación con un sabor a frutos secos muy diferente al del producto que se vende en establecimientos especializados. En 2019 prevén lanzarla al mercado y en paralelo comenzarán con la segunda línea de negocio, la generación de biofertilizantes a base de espirulina. En palabras de su creadora, Belén Domínguez, que es especialista en innovación marina, este año se meterán de lleno en la producción industrial tras terminar el periodo de pruebas.

AlgaYield resultó ganadora tras superar a los otros once finalistas relacionados con las ramas de artesanía, medio ambiente o nuevas tecnologías. A los XVI Premios Junior se habían presentado 54 empresas que han tenido que superar diferentes pruebas y retos a lo largo de los últimos meses. La empresa ganadora se ha hecho con un premio de 7.000 euros.

El fallo lo hizo público el director del servicio de Emprendimiento de la Universidad de Málaga, Antonio Peñafiel, quien aprovechó para agradecer al IMFE la convocatoria de estos premios porque «sirven para algo más que para reconocer a una empresa; impulsan la posibilidad de generar nuevas ideas». Igualmente destacó el trabajo realizado por todos los participantes y les agradeció la oportunidad que han tenido de «disfrutaros y de conocer todo el talento que hay detrás de vuestras ideas, vuestro conocimiento y vuestra pasión por hacer las cosas».

El acto fue presentado por Miriam González y el actor y cantante malagueño Pablo Puyol, quienes destacaron la importancia del emprendimiento en una ciudad como Málaga. De hecho se presentaron en un escenario inspirado en la película La La Land porque sus protagonistas estaban buscando un sueño en una ciudad en la que todo se puede conseguir. En palabras de Miriam, «queríamos destacar la aventura del emprendimiento en una tierra que ayuda y anima a crecer y en la que todo se puede conseguir con esfuerzo y trabajo».

Puyol, por su parte, se presentó en el escenario interpretando la canción 'From now on' de la película 'The Greatest Showman' acompañado de estudiantes de la Escuela Superior de Arte Dramático de Málaga porque habla de cómo conseguir los sueños y de aquello que no se debe hacer cuando los consigues. Puyol animó a todos los finalistas a seguir esforzándose siempre porque no todo el camino es siempre sencillo. Tras recordar que él tuvo que trabajar durante un tiempo como reponedor en un Pryca (actual Carrefour) en Madrid, confesó que «el camino no es fácil pero es bonito porque te llena de experiencias».

Tras la entrega de premios, el director general de Prensa Malagueña, José Luis Romero, valoró que el desarrollo de estas iniciativas ayudan a mejorar como colectivo y a conocer todo el talento que hay en la ciudad. «Compartir un premio es un intento de centrar el foco sobre cosas que existen pero que no siempre percibimos», resumió. Igualmente reconoció que «en Málaga hay muchísimo talento, esfuerzo y capacidad de trabajo; cuando se pone a trabajar y encuentra el entorno adecuado y las ayudas necesarias acaba floreciendo».

El acto lo cerró el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, que tuvo palabras de aliento para todos los finalistas y destacó que «el talento emprendedor malagueño aflora con fuerza». En este sentido se mostró convencido de que las diferentes iniciativas van a generar empleo y, sobre todo, «cosas nuevas y preciosas que pueden crear escuela».