El mercado laboral se anima en Málaga con puestos más específicos

El mercado laboral se anima en Málaga con puestos más específicos

La provincia inicia el año con 151.249 parados, aunque el nuevo ejercicio presenta oportunidades en sectores al alza como construcción, comercio y nuevas tecnologías

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Málaga ha iniciado el año 2019 con 151.249 parados, lo que supone 6.324 desempleados menos de los que tenía al comenzar 2018, según los últimos datos hechos públicos por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social. La provincia suma así seis ejercicios consecutivos reduciendo sus cifras de paro, aunque no ha vuelto a los niveles previos a la crisis. Para este colectivo, el nuevo ejercicio presenta oportunidades de encontrar empleo en sectores especialmente al alza como la construcción, el comercio, la distribución y las nuevas tecnologías.

Así lo destacan, al menos, desde las principales organizaciones empresariales, compañías de trabajo temporal y firmas especializadas en la selección de perfiles laborales. El carro del crecimiento económico seguirá estando liderado este año por el turismo, aunque se percibe cierta ralentización, tras unos años en los que las subidas en los principales indicadores llegaron a ser de dos dígitos en cada ejercicio.

De esta forma, Málaga cerró 2018 con un crecimiento del 3% del PIB, tres décimas menos que en 2017. Para este ejercicio las estimaciones de los analistas se sitúan en torno al 2,8%. La cifra de autónomos en la provincia no deja de crecer, y se sitúa ya en 116.840 trabajadores por cuenta propia, 4.608 más que hace un año, lo que revela que muchos siguen optando por el autoempleo ante la falta de perspectivas laborales. Los sindicatos creen que este auge esconde también «abusos» por parte de las empresas, que recurren a la figura del «falso autónomo».

Otro buen medidor de la actividad económica es la constitución de sociedades mercantiles. Este pasado año se habían generado hasta octubre más de 4.582 firmas, un 7% más que en el mismo periodo de 2017. Málaga fue así la tercera provincia española con más creación de sociedades en esos primeros diez meses del pasado ejercicio, tras Madrid (18.314) y Barcelona (11.950), y por delante de Valencia (4.534).

En cuanto a la contratación de directivos, casi dos terceras partes de los procesos de selección que se realizan en Andalucía tienen a Málaga como la principal provincia de destino, según la consultora Standby Consultores, lo que reafirma a la provincia como principal motor económico de la región. De esta forma, el pasado año ratificó una mayor demanda de directivos por parte de las empresas, con un incremento del 20% en relación a 2017.

Para 2019 se maneja, de entrada, otra subida del 15%. La construcción y el inmobiliario, comercio, distribución o las TIC son algunos de los sectores más dinámicos, mientras que los perfiles de encargado de recursos humanos, márketing o responsable de digitalización están entre los más demandados. A continuación, repasamos los principales sectores y los puestos más demandados este año.

TURISMO Y HOSTELERÍA Camareros de piso y ayudantes de cocina

El sector turístico seguirá este año siendo el gran motor de la economía malagueña y, junto a la construcción, permitirá mantener las buenas cifras de crecimiento y creación de empleo. No obstante, la recuperación de la competencia de otros destinos, como Túnez, Egipto o Turquía, hará que las cifras no sean tan elevadas.

De hecho, en los once primeros meses del pasado año se registró una leve subida del 0,5% en los viajeros alojados en hoteles, con algo más de 5,1 millones de turistas en la Costa del Sol, según la Diputación.

En este ámbito, los puestos más demandados para este ejercicio serán los de 'revenue manager' (técnica de gestión de herramientas para fijar precios, gestionar reservas y cerrar ventas), responsables de alimentos y bebidas, director comercial internacional y director de hotel, según el socio director de Standby Consultores, Pedro García.

Para el director de la agencia Adecco en Málaga, Gonzalo Cadenas, los puestos más demandados en este sector serán los de 'host/ hostess', camarero/a de pisos, ayudante de camarero/a, y cocineros/as. Entre las competencias que deberán tener los profesionales que opten a estos puestos en la provincia, este especialista destaca el trabajo en equipo, la asertividad y la clara orientación al cliente, en un sector cada vez más profesionalizado y con muchos profesionales de fuera.

INMOBILIARIO Agentes y directores comerciales

La construcción vuelve a tirar del carro de la economía malagueña tras unos años en los que el estallido de la burbuja inmobiliaria en 2008 dejó paralizadas numerosas promociones e hizo desaparecer las grúas del paisaje de la Costa del Sol. En los diez primeros meses del pasado ejercicio se contabilizaron un 7,4% más de compraventas, hasta las 27.890 operaciones. Además, hasta septiembre se habían visado un 41% más de viviendas, hasta las 5.418.

Estos datos confirman las buenas perspectivas laborales en un sector que emplea un gran número de mano de obra, de manera que se espera un incremento medio del 1% en las contrataciones asociadas al ladrillo en puestos inmobiliarios. Así, desde Standby Consultores señalan los perfiles de gerente de promoción, delegado de zona, gestión y comercial, abogado especialista en urbanismo y responsable de ventas.

Por su parte, desde la firma especializada Adecco coinciden en los puestos de agente inmobiliario y director comercial como los más demandados en este año. En cuanto alas competencias, en todos los casos se valora la capacidad de comunicación, la perseverancia, la confianza, el dinamismo y la orientación al cliente. «Es un sector con grandes oportunidades de trabajo», afirma Gonzalo Cadenas.

CONSTRUCCIÓN Aparejadores y técnicos de compras

La construcción sigue dando señales claras de recuperación en uno de los sectores que estuvo más azotado por la crisis económica que se inició en 2008. Así, uno de los datos más esperanzadores es el de la firma de hipotecas en Málaga, que en los diez primeros meses del pasado año alcanzaron las 5.887 operaciones firmadas, lo que supuso un 11% más que en el mismo periodo de 2017.

Eso sí, lo que continúa sin remontar el vuelo es la obra pública, pues en los dos primeros cuatrimestres del pasado año cayó un 22%, con sólo 184 millones de euros licitados. Con estos datos, se estima que el conjunto del año se moverá bastante por debajo de los 300 millones. Antes de la crisis, en Málaga se invertían entre 1.000 y 1.500 millones de euros al año en obras públicas.

Desde Adecco calculan que este año las contrataciones en la construcción aumentarán en un 5% con respecto a 2018. Los puestos más demandados serán los de director de proyectos, jefe de obra, aparejador, técnico de postventa, compras, administrativo y oficial.

Standby Consultores señala además los perfiles de infografistas (para la creación de espacios de realidad virtual y realidad aumentada), y los ingenieros con formación especializada en BIM, esto es, conocimientos para administrar información de una edificación, incluyendo aspectos tanto de su diseño como de su mantenimiento.

NUEVAS TECNOLOGÍAS Programadores, 'big-data' y ciberseguridad

El sector de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación ha conseguido abrirse un hueco importante en el mercado laboral malagueño, incluso durante los años de la crisis económica, con epicentros como el Parque Tecnológico de Andalucía, que acaba de cumplir 26 años. Entre los puestos más demandados de cara a este ejercicio que ahora comienza, los expertos en selección de personal citan los de desarrollador en 'big-data', digital manager, experto en ciberseguridad y programador, como los que mejores salidas laborales tienen.

Por su parte, Pedro García, director de Standby Consultores, enumera los de director de proyectos informáticos, QA Manager (aseguramiento de calidad de los proyectos), responsable de ciberseguridad y data science manager, como los más demandados en 2019.

En cuanto a las competencias, en todos los casos se valoran la capacidad de planificación, análisis y resolución de problemas, la creatividad y la inquietud técnica. Las previsiones apuntan a un incremento del 4% en el número de contratos con respecto a 2018. «Málaga seguirá siendo un referente para muchas empresas nacionales e internacionales que instalan sus centros de trabajo en la provincia», dice Gonzalo Cadenas, de Adecco, quien alerta de que algunas compañías tienen problemas para encontrar el perfil idóneo para cubrir las vacantes.

AGROALIMENTARIO Comerciales y técnicos de calidad

El campo malagueño cerró 2018 con el segundo mejor dato de facturación de su historia, hasta los 803,78 millones, un incremento del 8,79% con respecto al ejercicio anterior, en el que se alcanzaron los 738,81 millones. El 'agro' malagueño se quedó así muy cerca de la facturación más alta de su historia, los 828,53 millones de 2016.

Estos buenos datos han sido posibles, en gran medida, por las abundantes lluvias de la primavera y el otoño, que pusieron fin a una campaña muy seca y han alejado, por el momento, el fantasma de la sequía, según el balance publicado hace unos días por Asaja Málaga.

Las firmas agroalimentarias acaparan el 53% del total exportador de Málaga, que se situó en 1.736 millones hasta octubre, un 7,6% menos que en el mismo periodo de 2017. Entre los puestos más demandados en este sector están los de comercial de exportación, técnico de mantenimiento, operario de línea, técnico de calidad y laboratorio, jefe de seguridad y calidad alimentaria, gerente de I+D y jefe de suministros.

Entre las competencias valoradas destacan la orientación a la calidad, la planificación y organización, el compromiso y la implicación. Se prevé una subida del 3% en las contrataciones, con especial incidencia en los subtropicales de la Axarquía.

COMERCIO Y DISTRIBUCIÓN Directores de operaciones y operarios

Las ventas a través de Internet llevan varios años al alza y es previsible que no dejarán de crecer en los próximos ejercicios. En este terreno, las empresas de distribución y paquetería son algunas de las más beneficiadas, en detrimento de los negocios tradicionales de barrio. En todo caso, el sector del comercio y la distribución también tiene buenas perspectivas laborales para este recién comenzado ejercicio, con una previsión de incremento de las contrataciones del 1%, según calculan desde la oficina de Adecco en Málaga.

Su director, Gonzalo Cadenas, apunta, no obstante, que la creación de empleo «será moderada para 2019», de manera que el incremento de PIB no se verá reflejado en un aumento considerable del consumo.

Entre los puestos que se prevé que haya más demanda en este nuevo ejercicio económico destacan los de gerente de omnicalidad, responsable de recursos humanos (sector intensivo, dispersos geográficamente), responsable de márketing, gerente de desarrollo de identidad, responsable comercial de zona, dependiente especializado, director de operaciones y preparadores de pedidos.

Sobre las competencias que se exigen a estos profesionales del sector del comercio y la distribución, los expertos citan «la clara orientación al cliente y a los resultados de la empresa, el trabajo en equipo y la polivalencia en el puesto».