San Miguel invierte 3,9 millones de euros en un año para mejorar su fábrica de Málaga

Pedro J. Quero

La unificación de laboratorios y la renovación de dos pasteurizadoras son las principales actuaciones de las 34 desarrolladas

Nuria Triguero
NURIA TRIGUERO

Mahou San Miguel invirtió 3,9 millones de euros en su centro de producción malagueño en el ejercicio 2017, un 5,4% más que en el anterior, para desarrollar hasta 34 actuaciones de mejora. La cervecera ha destinado un total de 28,6 millones de euros en la última década a esta fábrica para asegurar su competitividad y sostenibilidad.

El director de la planta malagueña, José Manuel Huesa, destaca como principales proyectos desarrollados la renovación de dos pasteurizadores (los que se corresponden con las líneas de latas y botellas de un litro) y la unificación de dos laboratorios, que ha servido para eliminar duplicidades y ganar productividad.

La mayoría de las mejoras que se han implementado en la fábrica se enmarcan en el objetivo del grupo de reducir sus consumos de agua y energía. De este modo, a la vez que la producción de la planta malagueña ha aumentado un 24,2% desde el año 2000, su consumo unitario de agua y de energía se ha reducido un 17,1% y un 25,5%, respectivamente. Además, sus emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera han disminuido un 55,2%.

«El centro de producción de Málaga tiene una importancia estratégica para Mahou San Miguel, de ahí su continuo esfuerzo inversor en materia de innovación para garantizar su desarrollo sostenible y para seguir contribuyendo al desarrollo económico y social de la provincia», afirma José Manuel Huesa, que considera «muy importante, no sólo para nuestra fábrica sino para la provincia de Málaga» el hecho de que a finales del año pasado el grupo Mahou San Miguel trasladara la sede social de Cervezas San Miguel SLU, una de sus principales sociedades dedicadas a la actividad industrial, que hasta entonces estaba radicada en Lérida. Este cambio no ha supuesto consecuencias a nivel productivo, pero representa «el reconocimiento al peso y la historia que tiene el centro productivo malagueño» dentro del grupo. Según Huesa, Málaga ocupa la segunda posición en cuanto a capacidad productiva entre todas las fábricas de Mahou San Miguel, con 2,5 millones de hectolitros anuales (actualmente la producción anual ronda los 1,7 millones de hectolitros).

La planta cuenta con más de 50 años de historia, pero eso no le impide ser capaz de lanzar continuamente novedades productivas. Así, el año pasado destacó el lanzamiento de la Mahou 0,0 Tostada, que se realizó desde Málaga, así como la San Miguel Manila, una nueva Indian Pale Ale (IPA). «Somos muy innovadores, está en nuestro ADN y estoy convencido de que ésta es la razón por la que nuestros resultados económicos de 2017 han sido tan buenos», afirma Huesa.

La fábrica malagueña de Mahou San Miguel tiene 150 empleados directos y su facturación local no es facilitada por la compañía, que en cambio sí revela el importe que sumaron en 2017 las compras de bienes y servicios a proveedores malagueños: 16 millones de euros, dos millones más que el año anterior.

Asimismo, durante 2017, la marca San Miguel se adhirió al sello «Sabor a Málaga», un reconocimiento que identifica los productos de mayor calidad de la provincia y que impulsa su comercialización, poniendo de relevancia la calidad y la exclusividad de cada uno de ellos. Este distintivo se ha plasmado ya en la etiqueta de algunos formatos de la marca.

Mahou San Miguel

Mahou San Miguel es una compañía familiar española, líder del sector cervecero en nuestro país con una cuota de producción el 34%. Dispone de ocho centros de elaboración de cerveza –siete en España y uno en India–, cuatro manantiales de agua con sus plantas de envasado y un equipo de más 3.200 profesionales. Cuenta con más de 128 años de historia, que comienzan con el nacimiento de Mahou en 1890. En el año 2000, Mahou adquirió San Miguel; en 2004, incorporó la marca canaria Reina y en 2007, Cervezas Alhambra. Además, ha diversificado su negocio con la compra en 2011 de Solán de Cabras.

Posee un amplio portafolio de cervezas nacionales donde destacan, entre otras, Mahou Cinco Estrellas, San Miguel Especial y Alhambra Reserva 1925; productos pioneros en su categoría, como San Miguel 0,0%, San Miguel ECO, Mahou Barrica y San Miguel 0,0 Isotónica, y marcas aptas para celiacos como San Miguel Gluten Free y Mahou Cinco Estrellas Sin Gluten. También tiene una amplia gama de cervezas internacionales, fruto de acuerdos con aliados como Carlsberg y Warsteiner, y marcas de agua como Solán de Cabras. La internacionalización es uno de los ejes estratégicos para el desarrollo de su negocio. Produce más del 70% de la cerveza española que se consume en el mundo y está presente en más de 70 países.

 

Fotos

Vídeos