Lambda, tecnología malagueña para el nuevo diagnóstico de vehículos de la ITV

Plantilla de Lambda Automotive, fabricante del equipo de diagnosis de la ITVandaluza. /SUR
Plantilla de Lambda Automotive, fabricante del equipo de diagnosis de la ITVandaluza. / SUR

La empresa de Alhaurín de la Torre gana el concurso público con el que Veiasa implementa la nueva normativa, que incluye la inspección de la CPU

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

En el año 2009, tres ingenieros que trabajaban en el sector de la automoción decidieron sumar fuerzas en un nuevo proyecto. La alianza ha dado como resultado una empresa puntera en el sector tecnológico que acaba de dar un salto de gigante tras ganar el concurso convocado por Veiasa (empresa pública responsable de las estaciones de ITV de Andalucía) para proveer a las inspecciones de la máquina de diagnosis que exige la nueva normativa.

Uno de los fundadores de Lambda Automotive, Antonio Cáceres, explica que los comienzos de la compañía pasaron por la importación en exclusiva de los equipos de diagnosis más punteros del mercado. Tras perfeccionar su conocimiento decidieron dar el paso a la fabricación de sus propios sistemas, un proceso con el que fueron ganando músculo hasta llegar a una plantilla fija de 28 empleados.

«El sistema de diagnosis que ahora hemos vendido a Veiasa está diseñado y fabricado específicamente para las ITV, se ha hecho a medida», comenta. «Desde hace cuatro o cinco años se venía debatiendo cuál sería el salto tecnológico que darían las inspecciones de cara a las centralitas de los vehículos, y ha sido este».

Efiasistencia, un solo canal para las averías en carretera

demás de haberse hecho con el concurso para proveer a la ITV andaluza de las máquinas de diagnosis para la nueva normativa, Lambda Automotive es responsable de otros proyectos pioneros. Uno de ellos, al que el socio fundador Antonio Cáceres considera el «producto bandera» de la compañía malagueña, es Efiasistencia, una red telemática que conecta todos los agentes que intervienen cuando un conductor sufre una avería en mitad de un viaje.

«El sistema conecta al cliente con la empresa de asistencia y con la grúa, gestionando la intervención en carretera, que se hace de la forma más eficiente posible». A través de una aplicación, el conductor emite una alerta y Efiasistencia coordina a todos los agentes para reducir los tiempos al mínimo, algo muy valorado a la hora de reducir riesgos y costes.

Actualmente, el producto malagueño funciona con trece compañías de asistencia en carretera y más de 800 empresas de grúas repartidas por el territorio nacional. El resultado: más de dos millones de partes tramitados de forma digital al año, tan solo en España. Los desarrolladores ya lo han implantado en República Dominicana, Panamá, Colombia y Ecuador, y actualmente trabajan para expandir el producto al mercado mexicano.

Además, ofrecen servicios de consultoría para el sector de la ingeniería mecánica ligada a la automoción, importando y fabricando máquinas de autodiagnosis de diferentes características.

La importancia de haber ganado el concurso no está únicamente en la venta de los dispositivos (un total de 318 unidades que han aportado unos ingresos de unos 80.000 euros). «Lo más importante es la relevancia que adquirimos como fabricante para todos los talleres de electromecánica, porque quieren tener la misma herramienta que utiliza la ITV para trabajar al mismo nivel y poder ofrecer el mejor servicio a sus clientes».

Desde que se ha dado a conocer el contrato con la empresa pública, las llamadas desde toda Andalucía (y parte de España, ya que la ley viene del Ministerio de Industria) no han dejado de llegar, por lo que Lambda Automotive ya está experimentando los frutos de haber estado a la espera de que saliera la licitación.

Los datos

310
Es el número de máquinas de autodiagnosis que Lambda Automotive ha vendido a las ITV andaluzas tras ganar el último concurso destinado a adaptarse a la nueva normativa de control.
28
Es la cantidad de empleados que conforman la compañía, que comenzó importando sistemas de diagnosis y dio el salto a la fabricación propia.

El diseño de la placa que coordina el sistema de diagnosis se realiza en las instalaciones que tiene la compañía, ubicada en Alhaurín de la Torre. Desde allí se detallan los procesos de fabricación y montaje de los circuitos, que se hace en Bulgaria. Las carcasas que recogen todo el sistema se importan desde China, y la fase final vuelve a la nave de Alhaurín de la Torre: ensamblaje, carga final, control de calidad y 'packaging'.

Más control

Desde el pasado 10 de septiembre, los vehículos que pasen la ITV serán enchufados al sistema de la empresa malagueña que, de momento, permitirá detectar averías internas en los sistemas anticontaminación, el mal funcionamiento de la centralita en sí o el apagado forzado de las luces de avería, un pequeño truco empleado para evitar, precisamente, que la revisión obligatoria fuese desfavorable. Estas pruebas sólo se podrán aplicar a los automóviles y motocicletas matriculados a partir de 2011, esto es, bajo las normas Euro 5 y Euro 6; así como a los vehículos pesados de tipo Euro 6 (a partir de 2015). El análisis no especifica qué problema tiene el motor, sino que se limita la presencia de algún fallo o manipulación vinculada a las emisiones de gases, así como el mal funcionamiento del propio ordenador de a bordo.

Es el número de máquinas de autodiagnosis que Lambda Automotive ha vendido a las ITV andaluzas tras ganar el último concurso destinado a adaptarse a la nueva normativa de control.

Es la cantidad de empleados que conforman la compañía, que comenzó importando sistemas de diagnosis y dio el salto a la fabricación propia.

Más

 

Fotos

Vídeos