Dos hermanas malagueñas ponen color a los gorros de quirófano

Equipo del Hospital Ceram de Marbella, con los gorros de Pata de Koala/
Equipo del Hospital Ceram de Marbella, con los gorros de Pata de Koala

La firma Pata de Koala amplía su oferta de artículos tejidos a mano con una línea orientada al mundo sanitario

Amanda Salazar
AMANDA SALAZARMálaga

Los gorros médicos con estampados originales se han hecho célebres gracias a series de televisión como 'Anatomía de Grey'. Ahora, las hermanas Inmaculada y África Benítez, responsables de la marca Pata de Koala, ponen color con sello malagueño a los gorros de quirófano. Los primeros en mostrar sus coloridos diseños hechos a mano han sido los equipos de Hospital Ceram de Marbella y de la Clínica del doctor Jesús Torres Corpas.

Según explican estas dos hermanas, que tienen su taller en Chilches (ver aquí su web), Pata de Koala basa su marca en tejidos 100% algodón muy resistentes, con estampados originales de colores brillantes y con artículos 'hand made' que van desde almohadas de lactancia o maletas para los carritos de bebé hasta fundas de raquetas de pádel, bolsos o maletas de viaje. Ahora, han dado un paso más con esta línea de gorros médicos.

África e Inmaculada Benítez son Pata de Koala
África e Inmaculada Benítez son Pata de Koala

Hace dos años, la necesidad de conciliar la vida laboral y familiar llevó Inmaculada Benítez a lanzarse al mundo del diseño y la costura junto a su hermana África. Y todo, a pesar de que no había cogido aguja e hilo en su vida. Inma se encontraba en paro, con dos hijos pequeños y cuando intentó volver al trabajo -hasta entonces había sido administrativa en el sector de la construcción- se dio cuenta de que iba a ser muy complicado compatibilizar el horario en una oficina con su vida familiar. «Todo lo que encontraba era de jornada partida o de tarde, y necesitaba poder dedicar tiempo a mis hijos», explica Inma. Entonces, se propuso aprender a coser y le pidió a su hermana África que le enseñara. «A mí me siempre me ha gustado mucho la costura, de pequeña mi madre me enseñó a coser y empecé haciendo ropa para las muñecas y luego mi propia ropa», explica África. Juntas crearon la firma Pata de Koala, que empezó dándose a conocer a través de las redes sociales y que ahora vende sus productos a través de su web en toda España.

Ámbito sanitario

No es casualidad que se hayan lanzado al ámbito sanitario, ya que África compatibiliza Pata de Koala con su trabajo de enfermera en el Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria. De hecho, ya han cosido colgadores de tarjetas, fundas para fonendos o estuches para el material médico. «Propusimos a esta joven marca malagueña que nos hiciese los gorros de quirófano del equipo con nuestro logo dentro de nuestra imagen corporativa porque también es una forma de apoyar a una empresa local», señala Emma López, responsable de comunicación del Hospital Ceram. El resultado ha sido muy positivo, señala. «Son muy originales», explica.

La línea de productos de Pata de Koala ha ido avanzando en poco tiempo. Muchas veces lo ha hecho a medida que los clientes iban proponiendo retos. Así, han incorporado 'pizarras viajeras' para niños, culottes de bebé y hasta un casco de moto. «Nos gusta inventar; siempre cogemos una nueva propuesta e intentamos crear algo, a ver qué sale», dice Inma, quien está muy satisfecha con estos dos años de trayectoria con Pata de Koala. «Para mí ha sido una forma de superarme; nunca me imaginé ser una empresaria y es sorprendente el cariño que hemos recibido en las redes sociales cada vez que lanzamos algo», dice Inma.

Sus próximos retos, un protector para la Thermomix que esperan lanzar en enero y una línea de ropa infantil. Un negocio que le ha permitido «poder trabajar desde casa», aunque a veces reciban tantos encargos que su propia madre tiene que dar alguna que otra puntada. «Sobre todo intentamos ser fieles a una creación totalmente artesanal», dice Inma. De hecho, ningún bolso es idéntico a otro. «Ahora estamos incorporando letras, colaborando con otro artista local, Pablo Ruano, para que ponga nombres pintados a nuestros diseños, personalizando por ejemplo las mochilas infantiles que hacemos», añade África.

Pero, ¿de dónde viene el nombre de Pata de Koala? «Era una forma de rendir homenaje a nuestro padre, que falleció cuando éramos adolescentes; él dormía muy poco y bromeaba diciendo que en su próxima vida se reencarnaría en un koala porque son los animales que más duermen de la Tierra», relata África. Un nombre que empieza a hacerse hueco entre el diseño malagueño, con presencia ya en tres tiendas Halter y My Sweet Koala, en Rincón de la Victoria, y El Desván de Lulú, en Málaga capital.

Temas

Málaga
 

Fotos

Vídeos