Del diagnóstico por el aliento a mejorar la aceituna de mesa, así se emprende en Málaga

Del diagnóstico por el aliento a mejorar la aceituna de mesa, así se emprende en Málaga

La consejera de Conocimiento y Universidad, Lina Gálvez, conoce algunos de los proyectos que se desarrollan en los CADE

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

Después de algunos años en Suiza, el ingeniero aeronáutico malagueño Guillermo Vidal y su socia, Miriam Macías, buscaron un nuevo lugar en el que continuar su trabajo. «Analizamos varios destinos, y Málaga quedó por delante, muy destacada de otras ciudades», aseguró. La calidad de vida, el apoyo a los emprendedores o el precio del alquiler –«en Suiza nos costaba dos mil euros al mes»– fueron decisivos para que Fossil Ion Technology se implantara en Málaga. En una de las naves de Promálaga I+D fabrican instrumentos médicos de gran precisión: pueden diagnosticar enfermedades analizando el aliento de las personas.

Unos 58.000 euros cuesta cada aparato que diseñan y fabrican un equipo de cuatro personas. Entre sus clientes, empresas de Suiza, Italia o China. «Acabamos de vender nuestra primera máquina en España, que va en concreto a Almería», explicó el ingeniero a la consejera de Conocimiento, Investigación y Universidad, Lina Gálvez, durante su encuentro con emprendedores en el CADE (Centro Andaluz de Emprendimiento) ubicado en el Puerto de Málaga. Es uno de los 38 con que cuenta la Junta en la provincia, en los que se prestan a personas emprendedoras y a empresas servicios de apoyo a la creación y consolidación empresarial. Además, existen 95 espacios de alojamiento (26 naves y 69 oficinas), que acogen en la actualidad 71 proyectos.

Según informó la consejera, los nuevos proyectos empresariales impulsados en Málaga por 1.761 personas emprendedoras, a través de los CADE, han supuesto durante el primer semestre de este año una inversión inducida de 18,7 millones de euros, situando a Málaga como segunda provincia andaluza tras Sevilla en el ámbito andaluz en cuanto a generación de empleo e inversión. Durante este periodo, la red de estos centros ha formado a 1.191 personas, ha tutorizado 202 iniciativas y ha realizado 202 actuaciones de fomento.

Estos centros de emprendimiento acogen en la actualidad 71 proyectos en 95 espacios

Otra de las empresas que reciben apoyo desde el CADE de Málaga es Organica Desing Studipo, en fase de preincubación, que desarrolla productos innovadores y diseño de mobiliario, combinando las técnicas clásicas de madera o metal con las más novedosas de impresión en 3D para la fabricación de muebles. Sus promotores, Giovanni Viteri y Sasha Adato, han pasado por Colombia, Venezuela, Australia y Hong Kong antes de llegar a Málaga, «una ciudad que reúne las mejores condiciones para llevar adelante nuestros proyectos», indicaron.

Markiasoft desarrolla soluciones tecnológicas para mejorar el proceso de gestión documental en el sector farmacéutico, mientras que Evassist Solutions Emea plantea mejoras de movilidad, mediante una aplicación que ayuda a localizar e incluso pagar el mejor servicio público de la ciudad. También han puesto en marcha un 'call center' para la reparación y mantenimiento de los puntos de recarga de coches eléctricos. Ya lo han implantado en Reino Unido y en Holanda, según explicó Donald Hopper, que ha llegado del Reino Unido.

La consejera Lina Gálvez, durante su encuentro con emprendedores.
La consejera Lina Gálvez, durante su encuentro con emprendedores. / Francis Silva

Oleica Technological & Safety ganó el reto Andalucía Open Future. Impulsada por científicos del Instituto de la Grasa, de la Universidad Pablo de Olavide, cuenta con una sede corporativa en Pizarra. Han conseguido mejorar la fermentación de la aceituna de mesa y han introducido el 'big data' en los procesos de fabricación. Finalmente, Qua Consultores, en fase de preincubación, se centra en la consultoría de género para empresas e instituciones públicas y privadas.

La consejera mostró la disposición de la administración regional a apoyar estas ideas. Pero los emprendedores pidieron agilidad en los trámites administrativos, respuestas más rápidas y «menos burocracia» a la hora de montar una empresa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos