Los centros comerciales de Málaga se renuevan para no perder clientes

bras del complejo de lujo junto a Plaza Mayor/ÑITO SALAS
bras del complejo de lujo junto a Plaza Mayor / ÑITO SALAS

Las principales grandes superficies realizan reformas o ampliaciones que generarán 4.500 empleos

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

Reformas, ampliaciones, estrenos, cambios de imagen... Los centros comerciales de la provincia quieren ponerse sus mejores galas para seguir atrayendo a los malagueños. En un momento de gran incertidumbre comercial por la entrada en juego de internet y las grandes plataformas online, los principales recintos de la provincia han apostado por renovarse y cambiar el look para no perder ventas. Los Patios, Larios, Plaza Mayor y El Corte Inglés se encuentran actualmente en pleno proceso de lifting, las obras del nuevo outlet de lujo junto al Plaza Mayor avanzan sin descanso, Málaga Plaza y Factory Málaga apuestan por una nueva imagen y la reforma del Vialia concluyó hace unos meses. Por si fuera poco, La Cañada (Marbella) y Miramar (Fuengirola) ya piensan en realizar obras de mejora después del verano e Intu Costa del Sol aguarda los permisos para iniciar su megaproyecto en Torremolinos.

En total, los promotores de los diferentes centros comerciales de la provincia van a invertir unos 900 millones de euros en obras y crearán más de 4.500 empleos sólo durante la fase de obras. La actuación más importante será la que realice Intu en Torremolinos, en donde invertirá 700 millones, mientras que las diferentes reformas en marcha oscilarán entre los 15 y los 17 millones de euros.

Uno de los que más avanzado lleva su renovación es el centro comercial Los Patios, en la zona oeste de la capital. El antiguo Hiper, el primer espacio comercial de Andalucía, se encuentra inmerso en un importante cambio estético que le va a permitir mejorar los accesos y ampliar la superficie bruta alquilable (SBA). Los gestores de este cambio, la empresa Carmila, han invertido 17 millones en una reforma que permitirá la creación de 120 empleos directos y casi un millar indirectos. Los trabajos, que estarán terminados para el próximo mes de noviembre, permitirán aumentar en unos 1.300 metros cuadrados la superficie. Aunque habrá menos locales (de 50 se pasará a 37), serán más grandes (hasta 900 metros cuadrados). En cuanto a firmas, la empresa ya ha confirmado la entrada de TEDi, Deichmann, Time Road, Parfois, Centros Ideal, D Uñas, Don Dormilón o Arriaga Asociados.

También en estos momentos se encuentra en marcha la renovación del centro comercial Larios, un recinto creado hace 22 años y que pedía a voces un cambio estético. En este caso, la actuación está enfocada a mejorar la zona de restauración, ampliar la de moda y renovar la imagen exterior. La propietaria mayoritaria del complejo, Merlin Properties, invertirá 15 millones de euros y creará 200 empleos de forma directa durante la ejecución de los trabajos, que durarán un año. De momento no han trascendido las firmas que estarán en el nuevo espacio, aunque se estima que uno de los movimientos más importante será la ampliación del Primark.

McArthurGlen abrirá a finales de año el mayor outlet de lujo del sur de España

Una de las obras más importantes se están desarrollando junto al centro de ocio Plaza Mayor, en donde ya se vislumbra el esqueleto del futuro McArthurGlen Designer Outlet Málaga, centro que espera abrir sus puertas a finales de año tras una inversión de 140 millones de euros. Según sus promotores, las empresas McArthurGlen y Sonae Sierra, la futura superficie contará con 170 tiendas, generará 1.000 puestos de trabajo y se convertirá en el primer outlet de lujo en el sur de España. Aunque los gestores también guardan con celo las marcas que se instalarán en el nuevo espacio de la Costa del Sol, en su cartera de superficies se repiten firmas de lujo como Michael Kors, Armani, Versace, Prada, Dolce&Gabbana o Bulgari.

En paralelo, el centro comercial Plaza Mayor también se encuentra inmerso en un proceso de mejora estética para el que ha invertido 16 millones de euros y contratado a 700 personas. La actuación prevé mejorar las diferentes plazas y crear una nueva zona de restauración en el espacio que se le ha ganado a los cines –se han eliminado seis de las 20 salas–. Los responsables de Sonae Sierra explican que se introducirán nuevos operadores de sectores que actualmente no están presentes en el recinto y se dará un mejor recibimiento a los visitantes desde la estación de cercanías.

Como era de esperar, en esta revolución comercial ningún complejo de la provincia desea quedarse atrás y también ha tomado posiciones El Corte Inglés, que está renovando tanto los centros de la avenida de Andalucía como el de Puerto Banús. El primero de ellos acaba de reformar toda la planta de informática, mientras que el de Marbella se está sometiendo a una actuación integral que le ha permitido ganar espacio comercial tras sumar terreno del antiguo Hipercor. Además, en el centro ubicado en Puerto Banús la intención es incorporar nuevas firmas de lujo en un plazo máximo de tres años.

Intu y Ten Brike están a la espera de permisos para iniciar sus proyectos en Torremolinos y Málaga

También en estas fechas se someten a diferentes mejoras los recintos Rosaleda, Málaga Plaza y Factory Málaga. El primero incorporando nuevas firmas a su cartera como Pimkie, Pomodoro o Koroshi (este último novedad en Andalucía); y los otros con reformas de imagen y estética. Por si fuera poco, a esto habría que añadir las recientes actuaciones de Málaga Plaza y Vialia.

Para Javier Hortelano de la Lastra, presidente de la Asociación Española de Centros Comerciales, no es nada extraordinario esta proliferación de reformas, ya que los recintos desean estar siempre al día. Explica que los usuarios son cada vez más exigentes y que los gestores quieren dar a los clientes lo mejor para que mantengan la misma confianza. «Los centros comerciales están en continua modernización para no quedarse atrás», resume. De hecho, este responsable detalla que dicho fenómeno no es exclusivo de la provincia sino que también se repite en otros puntos de la geografía nacional a consecuencia de la entrada de nuevas empresas, socimis y fondos de inversión. «El buen momento de la inversión ha permitido que se incorporen nuevos actores como fondos internacionales e inversores que llegan por primera vez a este mercado», resume.

A su juicio, los centros comerciales seguirán evolucionando a lo largo de los próximos años e irán incorporando una mayor oferta de ocio y de restauración para hacerse atractivos para todos los miembros de las familias. «Hace 20 años apenas suponían el 3% y ahora alcanzan el 15% de presencia», añade.

El buen momento que viven los centros comerciales a nivel nacional es fácilmente comprobable al echar un vistazo a sus cifras de negocio. Las ventas registradas en estos complejos se elevaron un 3,5% a lo largo del año 2017 hasta superar 43.500 millones de euros, la cifra más alta desde que la Asociación Española deCentros y Parques Comerciales recopila los datos. Por si fuera poco, la cuota de mercado de los recintos aumentó levemente hasta situarse en el 17,9% y se registraron alrededor de 1.900 millones de visitas. En la provincia hay actualmente 24 centros comerciales con una superficie brutal alquilable de 750.330 metros cuadrados y 1.651 comercios. El más grande de todos es el centro comercial La Cañada, de Marbella, con 120.000 metros.

Los centros más grandes

La Cañada (Marbella)
120.000 m2
Plaza Mayor (Málaga)
53.082 m2
Rosaleda (Málaga)
50.796 m2
Miramar (Fuengirola)
49.000 m2
Vialia (Málaga)
47.241 m2
Larios Centro (Málaga)
45.076 m2
*Superficie bruta alquilable (SBA)

Entre los proyectos que aún no están en marcha, el de Torremolinos es el de mayor calado. Con una inversión prevista de 700 millones de euros y la contratación de 2.500 personas, los responsables de Intu Costa del Sol prevén ocupar un espacio de 195.000 metros cuadrados entre el palacio de Congresos de la localidad y el acceso a la autovía, en la zona conocida como Molino del Viento. Con un plazo de ejecución de tres años, el recinto se convertirá en el más grande de Andalucía y estará enfocado fundamentalmente al ocio, dispondrá de una pista de esquí y una piscina de olas gigantes para hacer surf como sus principales referentes.

Además, para después del verano se espera que se ponga en marcha la reforma del centro comercial La Cañada en Marbella. Aún sin planos ni proyecto constructivo, el gerente de la superficie, Francisco Javier Moreno, explica que será un cambio de 'look' aunque manteniendo la estética que le ha dado fama desde hace tantos años. «Ya tenemos la idea en la cabeza, vamos a darle un aire más moderno pero sin perder lo que ya tenemos porque gusta a los clientes».

De reciente actualidad ha sido también el interés del centro comercial Miramar de Fuengirola de acometer cambios en su recinto comercial. Según avanzó ayer SUR, la malagueña Myramar Retail acaba de hacerse con todas las acciones del complejo y quiere ahora mejorar tanto la zona de ocio como el parque de medianas.

También en fase inicial se encuentra el proyecto de parque comercial que Ten Brike quiere desarrollar en los terrenos de la antigua fábrica Salyt y que se encuentra enmarañado en diferentes trámites urbanísticos. Los responsables de la empresa, que no se atreven aún a hablar de plazos, informaban de una inversión estimada de 25 millones y la creación de unos 300 puestos de trabajo directos. Estamos, sin duda, ante la revolución de los centros comerciales en toda la provincia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos