La Cátedra BBVA San Telmo premia a las mejores empresas familiares

Antonio Cárdenas, José Ballester, Isauro López, Francisco de la Torre y Juan Cano. /Ñito Salas
Antonio Cárdenas, José Ballester, Isauro López, Francisco de la Torre y Juan Cano. / Ñito Salas

Cárdenas, del Grupo La Canasta, ha sido la saga malagueña premiada en esta edición de 2018

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

90 de cada 100 empresas en España son familiares. Con ese dato –abrumador– resulta evidente la importancia de estas sagas en el tejido empresarial español; una realidad que conoce el Instituto San Telmo y que promueve a través de la Cátedra BBVA de Empresa Familiar de la institución.

Precisamente, la cátedra entregó ayer sus galardones anuales; unos reconocimientos que pretenden poner en valor este tipo de compañías. Juan Cano Ruano, presidente de la Cátedra BBVA, aseguró durante la presentación del acto –celebrado anoche en el propio Instituto– tiene como objetivo resaltar los valores familiares y empresariales. «Pretende», aseguró, «conciliar el factor humano y el económico, y a poder enseñar las diferencias entre lo fundamental de lo accidental». Tal como señaló Cano, la intención final es formar a los empresarios;«y ayudar así a preparar el futuro, pero también a que se den las mejores condiciones al relevo generacional», matizó el responsable académico.

Ñito Salas

Cano se refirió en su discurso a una serie de encuestas realizadas entre los participantes de la cátedra, y cuyos resultados calificó como «sorprendentes» en lo positivo. «Lo que más me ha llamado la atención han sido las opiniones sobre cuáles son las prioridades para el éxito en en el relevo empresarial», explicó. Así, desgranó que el 33% de los encuestados consideran que lo más importante son los valores familiares, el 28 la capacidad de emprendimiento, y solo el 14% la capacidad de gestión. «Esto demuestra que el éxito de ese relevo no está basado solo en el modelo de negocio, sino que se premia sobre todo los valores familiares, que es lo que dota de ventajas a la empresa», afirmó.

Por su parte, el director territorial sur de BBVA, José Ballester Llamazares, sostuvo que la prinicipal diferencia entre una empresa familiar y otra que no lo es son los lazos personales. «Este tipo de compañías son clave en la economía mundial. Son las que tienen más presencia, ya que significan el 90% del total, además de generar dos de cada tres empleos», señaló.

Por ese motivo, sostuvo, los premios son «muy especiales» para BBVA. «Es emocionante llegar hoy aquí tras haber valorado a los aspirantes;no ha sido fácil», aseguró. «Representáis el buen hacer y los valores fundamentales del tejido empresarial andaluz. Sumáis casi 500 años de vida entre todos, y se nota que hay pinceladas de liderazgo y conocimiento de todas las áreas de la empresa, así como mucho compromiso».

Entre estas familias destacaba ayer una malagueña. La saga Cárdenas, propietaria de La Canasta, fue una de las premiadas en la edición de este año. Un ejemplo, como aseguró Ballester, de empresa que ha hecho una aportación clave en los años de crisis y con una visión a largo plazo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos