Casa Mira abrirá una nueva heladería en la calle Císter

El negocio abrirá en el número 8 de la calle Císter. /Ñito Salas
El negocio abrirá en el número 8 de la calle Císter. / Ñito Salas

La empresa se instalará en un local de unos 100 metros cuadrados en la esquina con la calle Afligidos

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

Casa Mira crecerá en el Centro de Málaga. La firma turronera abrirá en los próximos meses un nuevo negocio en la calle Císter. La empresa se instalará en el número 8 de la vía, en un local que hace esquina con la calle Afligidos que anteriormente ocupaba el restaurante Dehesa Santa María. El local cuenta con unos 100 metros cuadrados repartidos en una única planta.

Según ha podido saber este periódico, el nuevo negocio está registrado a nombre de la empresa Heladería Mira-Císter 8, SL, y es propiedad de los hermanos Ignacio y Andrés Mira, que también son los responsables de la heladería de la calle Larios. Esta empresa ha solicitado la autorización para abrir una cafetería-bar-heladería y obrador de helados y turrón artesanal con cocina.

La apertura de este nuevo espacio no será inminente, ya que el proyecto se encuentra actualmente en el tablón de edictos del Ayuntamiento a la espera de pasar el trámite de calificación ambiental por parte del área de Sostenibilidad Medioambiental. De hecho, la intención de los nuevos propietarios es compatibilizar las dos heladerías en el Centro, tanto la de la calle Larios como la de Císter, ya que ambas se encuentran en zonas turísticas con mucho paso de malagueños y turistas.

Cuando se concrete esta nueva apertura, la marca Casa Mira dispondrá de tres locales en el Centro, ya que también hay otra en la calle Andrés Pérez (con distinto dueño). La empresa centenaria abrió sus puertas por primera vez en el año 1890 en la calle Nueva, donde se instaló el empresario de Jijona Severino Mira tras realizar varias visitas a la capital. Posteriormente, en el año 1943, abrió la tienda de la calle Larios, aunque inicialmente se situó junto a la papelería Imperio, casi frente al hoy hotel Larios. Años después, el negocio se trasladó a su actual emplazamiento en el centro de la vía.

La empresa se amplió con la tercera generación de esta saga de heladeros. De ello se encargaron los nietos del fundador: Liborio, María y Prudente. Así, se abrieron tres sucursales: una en la plaza de Pío XII en 1968, otra en Compás de la Victoria en 1975 y la tercera en el Paseo de Sancha en 1989 (ya cerrada). La última apertura se produjo en abril de 2015 con el estreno de la tienda de Andrés Pérez en un edificio familiar del siglo XIX.

 

Fotos

Vídeos