Así es la aplicación creada en Málaga para gestionar el control horario en el trabajo

El equipo de la empresa tecnológica malagueña Salutic, con sede principal en Rincón de la Victoria, compuesto por treinta trabajadores. /
El equipo de la empresa tecnológica malagueña Salutic, con sede principal en Rincón de la Victoria, compuesto por treinta trabajadores.

La empresa tecnológica Salutic, con sede en Rincón de la Victoria, lanza al mercado Staffy, que en apenas dos meses ha superado el millar de descargas

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

El control horario en el trabajo es obligatorio en España desde mediados del pasado mayo. Lejos del caos que vaticinaban los analistas, lo cierto es que, de momento, las empresas están ingeniándoselas para ponerlo en marcha, de formas muy diversas, aunque valiéndose de los avances tecnológicos. En este terreno, una firma de 'software' malagueña, Salutic, ha irrumpido con éxito creando 'Staffy', una aplicación para móviles que simplifica al máximo este requisito, permitiendo la deslocalización de los usuarios y con un tarifa muy competitiva, de un euro por trabajador al mes.

La empresa la crearon en 2013 Félix de Federico, Inmaculada Aneas y Ana López. Durante cinco años se centraron en el sector sanitario, con el desarrollo de 'Foreclinic', un 'software' para la gestión de clínicas. Tras comenzar a trabajar para la firma DKW, pusieron en marcha esta plataforma, que ya está implantada en 150 centro sanitarios de todo el país, con 500 usuarios. «A raíz de la entrada en vigor de la normativa española de control horario, decidimos crear una aplicación que inicialmente iba a ser para uso interno nuestro, pero que cuando comprobamos la utilidad, decidimos lanzarla al mercado», cuenta De Federico, quien detalla que en apenas dos meses ya han conseguido medio centenar de clientes, con más de un millar de descargas de la 'app' en las plataformas de Android e iOS.

«Lo más novedoso de la aplicación es que permite al trabajador fichar a la entrada y a la salida de su jornada laboral desde cualquier punto geográfico, una opción necesaria para aquellos profesionales que no realizan a diario su jornada en una oficina y el desplazamiento forma parte de su rutina», describe el cofundador de la firma, con sede principal en la plaza del Señorío de Rincón de la Victoria. «En nuestro caso tenemos una plantilla de 30 trabajadores, y damos una gran flexibilidad horaria, permitiendo el teletrabajo desde casa», dice.

De esta forma, personal de la construcción, de autoescuelas, comerciales o periodistas son, según De Federico, los perfiles de profesionales a los que 'Staffy' les da la posibilidad de fichar con un simple click desde su teléfono, fomentando el teletrabajo para aquellos que trabajan desde casa.

La empresa, creada en 2013, tiene un 'software' para la gestión de clínicas, que emplean 150 centros de España

Salutic comenzó su andadura en 2013 con sólo cuatro empleados con el objetivo de prestar sus servicios para ayudar a que las pymes realicen la transformación digital, una labor que llevan a cabo con el desarrollo a medida de aplicaciones y servicios de carácter innovador para facilitar el día a día a las entidades y sus usuarios. Entre sus clientes están DKV o Torcal Formación, que cuentan con Salutic para gestionar sus sistemas de información, plataformas de consultas, historial médico o reservas de aulas, entre otros.

Con una fuerte apuesta por el sector sanitario, Salutic trabaja con empresas de todos los sectores. La firma está creciendo a un ritmo del 30% anual en su facturación y continúa buscando profesionales. «Resulta muy complicado encontrar perfiles adecuados, gente con verdaderas ganas de trabajar, Informática es una carrera con tasa de paro cero, salen 500 titulados pero se necesitan 1.200», afirma.

El cofundador de la empresa sostiene que el ámbito sanitario es uno de los que más recorrido tiene en la actualidad para transformar sus procesos y adaptar sus servicios a las necesidades actuales del sector. «Los nativos digitales no quieren ir al médico a menos que sea importante, si a través de un chat lo puedo solucionar, mucho mejor», explica De Federico. Una transformación a la que especialidades como Dermatología o Pediatría ya se han unido.

Un 'bot' emocional

Además de trabajar en proyectos de transformación de largo recorrido, Salutic está inmersa en la investigación y cuenta con dos programas subvencionados por parte del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), un organismo dependiente del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades. Por un lado, trabaja en el desarrollo de un 'bot' emocional para que sea capaz de diferenciar entre hasta nueve emociones diferentes. En concreto, se trata de un asistente personal que, con escuchar y ver a la persona, sea capaz de identificar alegría, tristeza o ira, a través del análisis de 250 parámetros diferentes.

La idea inicial, según De Federico, era instalarlo en los trajes de Urgencias de los centros hospitalarios, pero se va a poner en pruebas inicialmente en los 'call-centers' telefónicos. Este proyecto tiene una duración de dos años y habrá que esperar a junio de 2020 para ver los resultados.

El segundo proyecto en el que participa Salutic está relacionado con la nutrición y el deporte. Un programa pensado en el desarrollo de una 'app' para saber cómo afecta la nutrición a personas que realizan ejercicio y no son deportistas de élite y qué deben hacer para obtener un mayor rendimiento. En este programa trabajan seis empresas de alimentación, una de salud y Salutic, que es la encargada de desarrollar la aplicación de seguimiento y aplicar 'machine learning'. La iniciativa acaba de comenzar y todavía tiene más de tres años de investigación por delante.