Almendreras del Sur consolida su expansión al mercado internacional

La nueva máquina de AlmenSur permite obtener el codiciado certificado IFS. /SUR
La nueva máquina de AlmenSur permite obtener el codiciado certificado IFS. / SUR

La adquisición de una máquina de selección láser única en el mundo pone a la cooperativa malagueña en primera línea

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

En agosto de 2018, el gerente de Almendreras del Sur –una de las cooperativas agrarias más pujantes de España–, Juan Carlos Gallego, anunció un ambicioso plan internacional con el que aumentar su facturación fuera del país. Desde entonces, la firma ha recorrido medio mundo en busca de nuevos socios y horizontes mercantiles a los que llevar la almendra malagueña en sus múltiples variedades y formatos.

Ahora, casi un año después, Gallego ofrece un primer balance de este impulso, que ha estado basado en gran parte en la presencia de AlmenSur (nombre comercial de la cooperativa), en ferias de alimentación en los mercados más remotos a los que se pueden enfrentar y donde los hábitos de consumo están desarrollando tintes «muy interesantes».

Una de las expediciones más llamativas tuvo lugar en el Dubai Food de Emiratos Árabes, un encuentro de gran empuje internacional en el que AlmenSur consiguió abrir determinadas puertas que, según se prevé, supondrá un gran repunte de las ventas en esa parte del globo.

«Hemos asistido al Tutto food, en Milán, ye estamos creciendo mucho el mercado italiano». Además, la firma se ha asentado en la red de distribución de Malta y esperan poder decir lo mismo en breve sobre Turquía y Grecia, dos mercados importantes y con hábitos de consumo óptimos para sustentar una incursión de este tipo.

Además, AlmenSur acudió a la feria canadiense SIAL Canadá, que se celebró en Toronto. La proximidad de este evento con Estados Unidos ha permitido crear nuevas rutas con el gigante americano, un lugar en el que la almendra tiene aún mucho recorrido. Mientras tanto, los agentes comerciales de la cooperativa han aumentado su presencia en el Reino Unido, atendiendo a las futuras complejidades que se puedan producir tras el Brexit. Todo ello va acompañado de un importante aumento en los procesos que ya estaban asentados, como Francia, Alemania y Holanda, donde se está experimentando un «crecimiento continuo de la exportación».

Pero todo este proceso no tendría sentido sin una de las grandes novedades que Almensur está empleando en su expansión internacional. «Hemos adquirido una máquina de selección láser y mediante infrarrojos única en el mundo». El aparato permite que las almendras que contengan «la mínima impureza», ya sea un simple resto de madera o una traza de piel, se queden fuera.

La Dubai Food es la feria de alimentación más importante en la que la cooperativa ha tenido presencia en el último año

Han reforzado su presencia en Reino Unido en respuesta al futuro Brexit

Almensur ha adquirido una nueva cámara frigorífica con la que ha aumentado su capacidad de almacenaje

El 70% de las almendras malagueñas se consumen fuera

Puertas abiertas

Gallego asegura que esta maquinaria no se está empleando en ningún otro centro de producción, por lo que Almensur es a día de hoy «pionera internacional». Este sistema de cribado permite que los productos de la firma cuenten con el certificado alimentario IFS, un documento que acredita la calidad del producto en la máxima categoría posible.

Esta certificación «abre muchas puertas que antes estaban cerradas», comenta Gallego. Según explica, el IFS es un requisito expreso en las redes de distribución más restrictivas, por lo que ahora las almendras malagueñas pueden acceder «al cien por cien» de los mercados, algo que «muy pocas empresas de producción» pueden certificar.

Además, la cooperativa ha adquirido un nuevo equipo frigorífico, por lo que la capacidad de almacenaje se ha multiplicado. «Actualmente la almendra llega del cooperativista, se prepara como la pida el cliente, desde con piel hasta pelada o en cualquiera de nuestros formatos;pasa por la máquina infrarroja y se almacena en la correspondiente cámara a la espera de abandonar el país, todo con la máxima calidad certificada posible», resume Gallego.

Actualmente el 70% de la producción de Almensur se va a otros países, por lo que la expansión internacional es en dos sentidos: primero, aumentando la capacidad, segundo, aumentando los distribuidores foráneos.