Una empresa desarrolla herramientas para personas con problemas de audición y Alzheimer

El equipo de Hearing Software, en su oficina del PTA. /
El equipo de Hearing Software, en su oficina del PTA.

Desde el Centro de Apoyo al Desarrollo Empresarial del PTA de Málaga, Hearing Software también aplica sus avances para víctimas de violencia de género

ANA TORRESmálaga

La tecnología puede ser muy útil para tumbar algunas de las barreras de accesibilidad. Que una persona con déficit auditivo pueda detectar el llanto de un bebé, que se ha quedado un grifo abierto o que ha terminado la lavadora va a ser más fácil gracias a la tecnología que desarrolla Hearing Software, una joven empresa malagueña que diseña herramientas para hacer más cómodo el día a día a personas con discapacidad auditiva, a personas mayores o enfermos de Alzheimer.

La empresa. Hearing Software ( https://byhs.eu )
Ubicación: Centro de Apoyo al Desarrollo Empresarial del PTA.
Productos. -Senda (coste dispositivo: entre 99 y 129 euros. Mantenimiento: 19 euros/mes). Wiim (coste instalación: 170 euros. Mantenimiento: 29 euros/mes)

Desde el Centro de Apoyo al Desarrollo Empresarial (CADE) que la Junta de Andalucía tiene en el Parque Tecnológico de Andalucía están dando vida a un proyecto con un marcado carácter social. Su especialidad son los wearables, herramientas que se usan de forma cómoda, discreta y eficaz.

Antonio Sánchez, Ingeniero Informático formado en la Universidad de Málaga, lidera Hearing Software, empresa en la que trabajan otros tres ingenieros informáticos y una experta en marketing.

Esta compañía está a punto de lanzar al mercado su primer producto: Senda, una ayuda técnica para dar mayor bienestar y seguridad a las personas mayores y enfermos de Alzheimer. Se trata de un sistema de seguimiento y comunicación bidireccional entre los mayores y sus familiares. «Es como el botón de teleasistencia, pero con más y mejores utilidades», explica Antonio Sánchez. Entre sus ventajas, destaca que este dispositivo funciona también en la calle, detecta caídas y avisa inmediatamente a un familiar y a los sistemas de emergencias-, la batería tiene autonomía para 5 o 6 días y cuenta con el servicio de llamada telefónica con descuelgue automático en caso de pulsar el botón de ayuda. Incluye un geolocalizador que permite a los familiares ver la ubicación exacta de la persona mayor que necesita ayuda, averiguar su ruta y les manda un aviso en caso de que el anciano se aleje demasiado de una zona concreta.

Apoyo de Europa y varios premios

respaldo al proyecto

Antonio Sánchez, promotor de esta empresa, es un joven ingeniero informático de 26 años aunque cuenta ya con una importante experiencia en el sector de las tecnologías, ya que durante un tiempo estuvo trabajando en el desarrollo de aplicaciones para Google Glass (concretamente para una compañía de seguros y el zoo de Madrid). En 2015 decidió crear su propia compañía con un fin social muy claro, lo que la diferencia del resto de las del sector ya que la mayoría de los desarrollos de wearables van orientados al deporte. La idea de Wiim surgió a través de un amigo con problemas auditivos, que es quien les ha ayudado a crear utilidades . También han contado con el asesoramiento y el respaldo de asociaciones de personas con déficit auditivo, que les han trasladado que hay una gran demanda y están deseando poder disponer de esta tecnología. Su proyecto fue respaldado con premios desde el principio: Wiim fue reconocido como Spin-Off por la Universidad de Málaga el año pasado. Posteriormente, la empresa ha sido finalista en los premios Junior Empresa del Imfe también en 2015 y ha sido galardonada en los Premios Andalucía Emprende a la mejor empresa con menos de 3 años de vida. Su proyecto Wiim tiene el apoyo de la Comisión Europea a través de FI-C3 y está dentro del proyecto Minerva 2015-2016, lo que se traduce en una subvención para el desarrollo tecnológico. Ahora lo que necesitan es respaldo económico: «Necesitamos financiación a través de Business Angel para poder lanzar Wiim», comenta Sánchez. Este apoyo es fundamental.

Senda estará disponible en su web desde el mes de abril. «No todas las personas mayores tienen acceso a la teleasistencia. Éste es un canal que va a la familia directamente, lo que aporta mucha traquilidad», detalla el CEO de Hearing Software. Sus previsiones son alcanzar los 1.000 clientes en un año.

Están contactando con instituciones para integrar este producto en los protocolos para personas víctimas de violencia de género: «La policía recibiría un aviso inmediato si la persona activa el dispositivo y gracias al GPS la pueden localizar rápidamente sin que esa persona tenga que dar sus coordenadas, en un momento en que estará en tensión. Es una llamada que se queda grabada y puede servir como prueba en un juicio. Mejoraría la seguridad y el bienestar de las afectadas», defiende Sánchez.

Otros de sus proyectos más importantes es Wiim, un sistema que usa un Smartwatch (reloj inteligente) para enviar a personas con problemas de audición avisos y alertas de cosas tan cotidianas como que llaman a la puerta o que suena el teléfono. Se puede programar para que se active cuando finaliza un electrodoméstico o también en caso de alerta si se detecta una inundación de agua. Funciona con sensores instalados en el hogar y el usuario recibe la información mediante vibración e imagen, lo que les permite mayor tranquilidad y libertad de movimiento.

Quieren ir más allá y aplicar esta tecnología a espacios públicos, como instituciones y centros de transporte, para que las personas con déficits auditivos puedan recibir avisos y alertas, como el retraso en los horarios de salida o cualquier emergencia. «Queremos crear espacios accesibles para todos», concluye.

 

Fotos

Vídeos