La empresa malagueña Food Messenger, comprada por un grupo alemán

Álvaro Villacorta, un joven arquitecto malagueño, fue el ideólogo de Food Messenger. /
Álvaro Villacorta, un joven arquitecto malagueño, fue el ideólogo de Food Messenger.

La plataforma de comida a domicilio se integra en La Nevera Roja, que también ha sido adquirida por Rocket Internet

NURIA TRIGUERO

Ahora es ya algo habitual, pero disfrutar a domicilio de la comida de tu restaurante favorito no fue posible en Málaga hasta que Álvaro Villacorta fundó Food Messenger en 2011. Este joven arquitecto importó la idea de Nueva York, Londres y Shangai, ciudades donde estuvo viviendo y en las que este tipo de servicio ya estaba muy implantado. Después de su iniciativa pionera llegó a la ciudad el gran aluvión de empresas de comida a domicilio. Food Messenger ha acabado integrándose en una de estas plataformas competidoras, La Nevera Roja, tras ser comprada por el grupo alemán Rocket Internet.

Según confirma el propio Villacorta, fue hace ya algunos meses cuando se produjo la operación. «Rocket Internet compró primero La Nevera Roja, que opera a nivel nacional, y después nos compró a nosotros», explica sin especificar la cuantía de la transacción (sí se sabe que La Nevera Roja fue vendida por 80 millones de euros) De esta forma, Food Messenger, con su plantilla formada por una veintena de trabajadores, se ha integrado en La Nevera Roja.

Food Messenger venía trabajando con medio centenar de establecimientos de la capital malagueña que no sólo eran restaurantes de fast food sino de todo tipo: tradicionales, asiáticos, mexicanos, hamburgueserías, italianos y hasta heladerías y pastelerías. La plataforma, que funcionaba vía teléfono y web y cubría casi todo el término municipal de Málaga, recibía unos 3.000 pedidos mensuales. Su modelo de negocio está basado en diferenciarse de la comida rápida y en ofrecer a los consumidores una experiencia gourmet en su propia casa.

Nuevo proyecto

Tras vender el negocio que fundó en 2011, Álvaro Villacorta ha pasado unos meses en Madrid trabajando para Rocket Internet en la puesta a punto de Foodora, la marca que a partir de ahora sustituirá a La Nevera Roja Premium, que es la división de esta compañía especializada en restauración de alta gama a domicilio.

Ahora, el emprendedor está de vuelta en Málaga trabajando en un nuevo proyecto que tiene previsto su lanzamiento el próximo mes de enero. Se trata de una aplicación que conectará a pacientes con profesionales sanitarios para concertar cuidados a domicilio. «Vamos a colaborar con el Colegio de Enfermería», afirma sin añadir más detalles, ya que la iniciativa está aún terminando de perfilarse.