La economía europea mejora su pulso tras salir Alemania del parón e Italia de la recesión

Una trabajadora de Volkswagen en la fábrica que el grupo alemán tiene en Wolfsburgo. :: reuters/
Una trabajadora de Volkswagen en la fábrica que el grupo alemán tiene en Wolfsburgo. :: reuters

España aún crece más que la media, un 0,7% en el primer trimestre, frente a un incremento del 0,4% en el PIB de la zona euro y del 0,5% en la UE

SALVADOR ARROYO BRUSELAS.

El primer trimestre del año se cerró con un crecimiento económico en Europa mejor de lo esperado, aunque siempre sin perder de referencia que el actual ciclo continúa marcado por la ralentización. El informe hecho público ayer por la agencia comunitaria de estadística Eurostat revela un repunte del 0,4% en el conjunto de la zona euro y del 0,5% en el bloque de los Veintiocho Estados miembros, en lo que se refiere a sus tasas respectivas de avance del Producto Interior Bruto (PIB).

En cualquier caso, son datos todavía débiles aunque se pueden leer en clave de leve progresión, más aún si se tiene en cuenta que el último tirón de 2018 (los meses de octubre, noviembre y diciembre) registró subidas inferiores del PIB -del 0,2% y del 0,3%, respectivamente-, marcadas por una Italia atenazada por la sintomatología de recesión técnica y una Alemania en parón por su sector automovilístico.

ESPAÑA

u0,4%
El PIB volvió a positivo en este inicio de año después de terminar 2018 estancado por el parón en el sector automovilístico.
u0,3%
Estabilizó su ritmo de expansión en el 0,3%, manteniendo el mismo crecimiento por tercer trimestre consecutivo.
u0,2%
La tercera mayor economía de la zona euro salió de la recesión con un crecimiento de dos décimas.
u0,5%
Acelera tres décimas su ritmo de crecimiento por los preparativos de las empresas de cara a un eventual 'brexit'.
u0,7%
Mantiene un robusto crecimiento, por encima de la media europea, e incluso supera por una décima al del cierre de 2018.

En España el crecimiento fue superior a la media tanto de la Unión Europea como de la zona euro, al concretarse en el 0,7% en relación con el periodo anterior. Y también lo fue desde un punto de vista singular, puesto que había cerrado el último trimestre del año pasado con un 0,6% (una décima menos).

Fue una de las ocho economías de la Unión que registraron los mayores ascensos, por detrás de Hungría (1,5%), Polonia (1,4%), Rumania (1,3%), Bulgaria (1,1%), Lituania (1%), Eslovaquia y Chipre (ambas con una tasa del 0,9%), siendo además el país que más avanza de los cuatro grandes del euro puesto que Alemania creció un 0,4%, Francia un 0,3% e Italia, un 0,2%.

El guarismo de Italia apuntaría hacia su salida de la recesión técnica, puesto que el PIB del país transalpino venía acumulando dos trimestres consecutivos de caídas que le supusieron la pérdida de un 0,2% en su riqueza económica entre julio y diciembre del pasado ejercicio. Además de Italia, el otro crecimiento más bajo en este arranque de 2019 lo registró la economía de Bélgica (0,2%). No obstante, solo el PIB de un país, el de Letonia, se contrajo durante este periodo: en concreto, lo hizo en tres décimas.

Peor que en EE UU

Mirando hacia el exterior, sin embargo, el repunte de la UE y de las diecinueve economías que comparten moneda fue inferior al registrado por Estados Unidos en el periodo enero-marzo. El país norteamericano consiguió elevar su PIB un 0,8%, después de cerrar el anterior trimestre con un 0,5%. En términos interanuales la pujanza al otro lado del Atlántico, es más que evidente puesto que se traduce en un alza de la actividad del 3,2% frente al 1,5% del conjunto de la Unión Europea y el 1,2% en los mercados del euro.

Eurostat también ha hecho públicos datos actualizados sobre el nivel de empleo en Europa. El número de personas con un puesto de trabajo tanto en la zona euro como en el conjunto de los Veintiocho se incrementó un 0,3% en el primer trimestre; un dato muy similar al que se registró en el periodo anterior entre octubre y diciembre, en el que se apuntaba a un crecimiento del 0,3% en el club del euro y del 0,2% en toda la UE.

En la comparación con el mismo período del año anterior, el empleo se había incrementado un 1,3% en la zona del euro y otro 1,1% en comparación con el conjunto de la Europa comunitaria, según la agencia estadística. La mejora es similar a la contabilizada en el úlimo trimestre de 2018, cuando creció un 1,2% y un 1,3%, respectivamente..

Estos nuevos datos pueden terminar suavizando las medidas que los ministros del Eurogrupo van a abordar hoy, tras las perspectivas de desaceleración económica que había en las últimas previsiones de primavera presentadas en Bruselas.