Dia dispara pérdidas a la espera de que la OPA evite la quiebra

J. M. C. MADRID.

Los resultados trimestrales de la cadena de supermercado Dia han llegado en la semana clave en la que se decidirá el futuro de la compañía, que vuelve a arrastrar pérdidas millonarias ante el complejo laberinto en el que se halla desde hace varios meses. El grupo ha registrado unos 'números rojos' que superan los 144 millones de euros entre enero y marzo, lo que supone multiplicar por nueve veces los 16,2 millones que se dejó en el mismo periodo del año pasado.

La publicación de las cuentas periódicas coincide con el fin del plazo de aceptación que tenían sus accionistas sobre la OPA planteada por LetterOne, sociedad controlada por el inversor ruso Mikhail Fridman, sobre la cadena de supermercados. Ayer culminó y el mercado se encuentra pendiente del resultado de la aceptación, que dará a conocer la CNMV de forma inminente.

Estas pérdidas se encuentran en línea con las estimaciones adelantadas por la compañía a finales de abril, que adelantó unas pérdidas trimestrales de entre 140 y 150 millones de euros. Las acciones cerraron la sesión ayer con una caída del 6,6%, en los 0,62 euros por título.

Entre enero y marzo, las ventas brutas bajo enseña cayeron un 14% hasta 2.028 millones de euros (2,3% menos excluyendo el efecto divisa). Según ha explicado la firma, la tendencia bajista es mayormente debida al impacto negativo que la incertidumbre que rodea a la situación financiera de la compañía ha tenido en sus proveedores.

Respecto a los gastos de reestructuración, la compañía ha achacado el «significativo» aumento en el primer trimestre a la provisión acumulada de 38,8 millones de euros para el ERE aprobado, y a los 16,9 millones de gastos derivados de la preparación de la ampliación de capital por 600 millones de euros.

El grupo reconoce que el entorno en el que se encuentra, a la espera del resultado que arroje el grado de aceptación de la OPA de LetterOne, controlada por el inversor ruso Fridman, le expone a «una frágil posición», que podría abocar a presentar un concurso de acreedores ante el vencimiento del plazo de deuda que finaliza este mes.