La deuda pública se disparó en plena campaña electoral

J. M. CAMAREROMADRID.

Las medidas aprobadas por los consejos de ministros antes de las elecciones, así como el gasto ejecutado por comunidades y ayuntamientos en los meses previos a sus citas con las urnas, han impactado en el endeudamiento de España, que ya acumula compromisos de pago por 1,2 billones de euros, un récord histórico. Representa un 98,7% del PIB, el mismo nivel que un año antes, con la diferencia de que el saldo se ha incrementado un 3,3% en términos interanuales, según el Banco de España. El salto ha sido cuantitativamente llamativo desde enero a marzo, después de que la deuda mantuviera una trayectoria tímida en cualquier caso desde 2015. El supervisor anticipaba en sus últimas estimaciones de la economía que llevara «bastante tiempo» reducir el nivel de deuda pública y anticipaba que para el año 2021 aún se situará por encima del 90% del PIB. Lejos queda aún el objetivo del 60%, superado a partir de 2011 y que llegó al 100% en 2014.

El repunte coincide con las medidas de gasto, conocidas como los 'viernes sociales' en el caso del Gobierno, que se pusieron en marcha en el primer trimestre. De hecho, el endeudamiento del Estado ha superado los 1,07 billones, un 87,9% del PIB. Mucho más destacable es el alza de deuda de la Seguridad Social, por valor de 43.000 millones de euros, con un crecimiento interanual del 57%.